Una semana sin pañal

Os voy a contar mi experiencia sobre cómo he sacado los pañales a Edgar.

Edgar tienes 25 meses y debo reconocer que hace tiempo que quiere sacarse el pañal, pero yo no estaba preparada. Hasta que la semana pasada, estábamos en casa de Serena (que hace unas tartas deliciosas) y tuvimos un pequeño accidente (me había olvidado los pañales!!). Así que esa tarde ya estuvo todo fresquito sin pañal y pensé que ya que lo había probado una tarde, ¿por qué no quitárselos definitivamente ya que el niño también tiene ganas? Y así empezamos el viernes pasado. Ese fin de semana estuvo funcionando bastante bien. Hacía pipí cada 30 minutos en su orinal. Iba muy contento y salía muy feliz del baño entre aplausos y piropos. Y es que, además, Edgar tiene un orinal muy chulo que nos regaló Susana de Galicia. ¡Mirad que chulo!

orinal edgar

Luego llegó el lunes; con una rutina muy definida entre cole y casa y ningún escape. Y lo mismo el martes. Pero el miércoles se dio cuenta que el juego iba para largo y empezó a cansarse. En el cole, ningún problema, por supuesto. El problema era el llegar a casa. No quería ir al orinal, ni tampoco sentarse a la taza grande (ni con adaptador ni sin él), no quería aplausos, ni piropos… Empezaba a gritar, a tirar el orinal con todas sus fuerzas, a darle patadas… El jueves fue un desastre, no hizo ni uno en su sitio.  Y yo venga poner lavadoras y secadoras, porque nos quedábamos ya sin ropita. ¡¡Me decía que él quería hacer pipí sólo en el suelo!!

Ayer, el viernes, convencida ya de que me había equivocado y que me había precipitado, fui a hablar con su educadora.

Mientras hablábamos, Edgar no paraba de darme besos y abrazarme, estaba entendiendo perfectamente de qué estábamos hablando y sabía que se estaba portando mal. Su profe me recomendó que le pusiera un gomet con una carita sonriente cada vez que hiciera pipí en el WC. Él, que estaba muy atento, me miró y me dijo “No, ocolate”. Después me llevó a los urinarios del cole y me enseñó cómo sabía hacer pipí él solito. ¡Hurraaaaaa!

Lo recogí del cole y había ido muy bien, ningún pipi encima. Y lo mismo ayer por la tarde. ¡Y hoy que es sábado! Llevamos una semanita sin pañal y parece que hoy por fin vemos la luz, que ha hecho un gran cambio, y es más consciente de qué va el tema. Y también me pide Lacasitos y pasas como premio después de haber hecho el pipí en el lugar correspondiente; que ya no es el orinal, si no un adaptador de WC.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s