La receta de la semana: Pastel con buttercream de vainilla

Pastel

Como ya os comenté, Ariadna se aficionó este verano a una revista francesa de Hello Kitty. En la revista, Mimi, la hermana gemela de Kitty, llevaba un pastel blanco con fresitas encima. Y la máxima ilusión de Ariadna era tener ese pastel el día de su cumpleaños… Ah! Y tenía que ser de vainilla.

Primero pensé en hacerlo de fondant, pero el fondant es muy dulce y pierde el sabor de vainilla. Y al final opté por hacer un buttercream de vainilla. Como ahora no es tiempo de fresas, lo decoré con besitos rosas de chuches. Así, el pastel también era blanco y rosa, como todo en la fiesta.

El pastel por fuera es blanco, pero por dentro es un bizcocho de 2 pisos, relleno de buttercream y el bizcocho tiene confetti de colores, que es muy llamativo para pequeños y adultos. le da un toque festivo que me encanta. he probado varias marcas y siempre se deshacen en la masa, pero esta vez los compré en María Lunarillos y quedaron perfectos.

Primero hice 2 bizcochos de 25 cm. de diámetro.

Ingredientes:

3 huevos

200 gr. azúcar

200 ml. de nata para montar

150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

250 gr. de harina

1 sobre de levadura química (16 gr)

1 pizca de sal

1 bote de confeti de azúcar, yo compré éstos

Para el buttercream:

100 gr. de azúcar glass

30 ml. de agua

2 claras de huevo

300 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

1 cucharada de extracto de vainilla

Para decorar:

26 besitos rosa de chuches

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol batimos los huevos con el azúcar con las varillas eléctricas hasta que blanqueen. Añadimos la mantequilla y la nata y mezclamos.

Agregamos la harina, la sal y la levadura y mezclamos con una cuchara de madera hasta que quede una masa bien integrada.

Incorporamos el confetti y mezclamos.

Dividimos la masa entre los dos moldes, repartimos bien con la espátula, porque es una masa muy espesa, y horneamos de 25 a 30  minutos a 150ºC.

Esperamos a que enfríen antes de desmoldar.

Para que quede mejor el pastel, si es necesario se deben nivelar los dos bizcochos; es decir, se corta la parte de arriba más abultada. Para que esto salga bien es mejor esperar un día a que el pastel quede bien asentado. A mí no me subió mucho y no necesité nivelarlos.

 

Para hacer el buttercream:

Ponemos en el fuego el azúcar con el agua. Cuando hierva, dejamos unos segundos y retiramos del fuego.

En un bol batimos las claras a punto de nieve, cuando empiecen a levantar vertemos el almíbar poquito a poquito., hasta obtener un merengue firme y brillante. Este tipo de merengue se llama merengue italiano.

Metemos esta mezcla en la nevera.

En otro bol aparte, batimos la mantequilla al menos 10 minutos, anadimos el merengue y el extracto de vainilla, y batimos a gran velocidad hasta obtener una crema fina y esponjosa..

Ya podemos montar la tarta.

Coloqué uno de los bizcochos encima de una base giratoria. Yo tengo una grande de madera que compré en Ikea. Puse una buena cantidad de buttercream y la repartí por toda la base, sin importar que sobresalga. Puse el otro bizcocho encima, añadí más buttercream. Le puse un papel de cocina encima y le di la vuelta al pastel.  Podéis seguir este tutorial de alma Obregón, que os lo explica mucho mejor que yo.

Lo guardé un par de horas en la nevera para que la mantequilla enfriase un poco, aunque no es necesario.

Antes de servir coloqué una vela de Hello Kitty en el centro y besitos rosas de chuche alrededor.

 

Hice el bizcocho un viernes por la tarde y cometí el error de meterlo en la nevera hasta el domingo, que es cuando hice el butttercream. El bizcocho se reseca muchísimo en la nevera y cuando los saqué parecían dos piedras. Pero gracias a Elena Montesinos salvé el bizcocho. Ella me aconsejó bañarlo con un merengue de vainilla.

Hice el merengue  de la siguiente manera: Puse al fuego 100 mg. de azúcar glass con 30 ml. de agua y una cucharada de vainilla. Removiendo sin parar hasta que empezó a hervir, dejé unos segundos y retiré del fuego. Inmediatamente pinché los bizcochos varias veces con un palillo y vertí directamente el almíbar aún caliente por encima. en unos pocos minutos, el bizcocho quedaba húmedo y esponjoso y con un sabor y aroma a vainilla realmente exquisito.

Es un pastel sin trucos, sencillito de hacer y de apariencia espectacular. Ideal para las fiestas de niñas, en tonos blancos y rosas. Puedes cambiar las chuches por tus favoritas e incluso añadir colorante al buttercream para darle otro aire al pastel.

Anuncios

One thought on “La receta de la semana: Pastel con buttercream de vainilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s