Pastelitos de la luna

Hoy os voy a contar una leyenda china porque me han regalado dos pastelitos de la Luna y me ha parecido una leyenda curiosa y bonita.

Los pastelitos de la Luna, o mooncakes, son una delicia china que se toma el 15º día del octavo mes lunar, para celebrar el “Festival del Medio Otoño”, una de las celebraciones más importantes chinas, en las que se contempla y adora a la Luna. Este año se celebró el 19 de septiembre.

El pastelito es bastante denso. Los que me regalaron eran de pasta de semillas de flor de loto y de azufaifo. No encuentro palabras para describir los sabores… El de azufaifo era un poco agrio.

Este festival está relacionado con la leyenda de la diosa Chang E, la diosa de la inmortalidad.

File:The Moon Goddess of Chang'e (Shi Yu).jpg

Cuenta la leyenda que Chang E era la esposa de Yi, un arquero genial. Yi, quería vivir eternamente junto a Chang E de quien estaba profundamente enamorado y fue a visitar a la diosa del cielo, quien le regaló el elixir de la vida eterna. La diosa advirtió a Yi que le daba suficiente cantidad para que dos personas fueran inmortales pero que si una sola persona lo bebía todo, esa persona volaría hasta el cielo y se convertiría en un dios.

En cuanto regresó a casa, Yi le dio el elixir a Chang E para que lo guardara sin explicarle las advertencias de la diosa. Aprovechando que Yi no estaba en la casa, Peng Meng, un alumno de Yi, quiso hacerse con el elixir. Chang E se sintió incapaz de luchar contra Peng Meng y para que el brebaje no llegara a sus manos, se lo bebió todo de un trago. Al momento notó como su cuerpo se hacía cada vez más ligero y voló hacia el cielo. Deseosa de estar lo más cerca posible de la Tierra, paró en la Luna.

Chang E sugirió una vez a Yi: “Generalmente no se me permite regresar a tu lado. Sin embargo, en la noche de luna llena puedes preparar con harina una torta con forma de luna, la pones en el rincón noroeste de la habitación y gritas continuamente mi nombre. De esta forma, a media noche, seré capaz de volver a casa”. Efectivamente, después que Yi hizo todos los preparativos, vio a su esposa bajar de la luna para reunirse con él. Este es el origen de los pastelitos de la Luna en la leyenda. La tradición de celebrar la Fiesta del Medio Otoño refleja la aspiración de los chinos por la vida feliz y la familia unida.

A Chang E, la diosa de la luna, se la representa con mangas largas y un conejo blanco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s