¿Tan sólo dijiste que “no”?

Hace poco, en una conversación con una amiga maestra surgió un tema que me pareció interesante. En los últimos años ha notado que muchos padres buscan ser amigos de sus hijos en lugar de la figura de la autoridad, buscan gustar a sus hijos. Ser coleguita del niño ese más importante que la disciplina, y eso se refleja en la escuela y en el parque. Ejemplos:

  • Una niña fue al cole en sandalias en invierno. Cuando la maestra se lo dijo a la madre la respuesta fue “pero es que no quería ponerse los zapatos. ¿Qué hago?”
  • Un niño tiró arena a la cara a otro niño. La maestra lo comentó con la madre y la respuesta fue ” ya… es que le encanta tirar arena…”
  • Y muchas veces, a las quejas de los profesores o de otros adultos, los padres responden “díselo tú.” ¿Cómo? ¿Perdona? ¿Quién es el padre/madre? ¿Quién tiene la responsabilidad de educar a los hijos?

¿Qué está pasando? ¿Los padres de hoy en día son cada vez más blandos y cada vez cuesta más decir la temida palabra “no”? Si es así, ¿cómo está afectando esto en el comportamiento de nuestros hijos, en el comportamiento con otros niños y con los profesores?

Esto es sólo una opinión personal, me gustaría saber si vosotras también habéis observado esto. No estoy a favor de la vieja escuela donde la disciplina se imponía a base de golpes de regla; pero creo que tiene que existir ese punto intermedio donde los hijos no ven a sus padres como iguales y que sepan hasta dónde pueden llegar.

Justamente hace un par de días tuve una gran pataleta con mi hijo pequeño porque le dije que no a un bocadillo de Nocilla y no se lo tomó muy bien. Pero ¿si no lo entiende con 3 años, lo entenderá con 14? Cuándo sea adolescente ¿tendremos pataletas por un bocata de Nocilla?

Anuncios

2 thoughts on “¿Tan sólo dijiste que “no”?

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo. De hecho, a mi han llegado a decirme algunas madres que soy muy estricta porque dejo que mis hijos jueguen a videojuegos sólo los fines de semana y con tiempo limitado. Pero yo creo que de estricta nada: si el fin de semana hacen los deberes “corriendo” para ponerse corriendo con el rato de videojuegos que tienen… ¿entre semana también? Noooo, entresemana se hacen deberes y se estudia. Los niños tienen que aprender ahora a entender el “NO”, igual que tienen que entender que hay que controlar los esfínteres o que tienen que comer verduras. En “NO” bien argumentado, es una norma más que forma parte de la educación de nuestros hijos.
    Enhorabuena por la entrada, me ha encantado!!

    Me gusta

  2. Hola, soy una maestra de educación infantil y estoy totalmente de acuerdo contigo.
    Cada vez más los padres estamos más ocupados y no tenemos tiempo de estar con nuestros hijos, de manera que cuando estamos con ellos no queremos enfrentarnos y se consiente todo.
    Pero a parte de esto en nuestra generación de padres “modernos” parece que esté mal visto marcar normas a nuestros hijos por que parecemos “carcas” o lo que es peor “estamos coaccionando la voluntad de nuestros hijos y no estamos dejándoles ser personas con ideas y voluntades propias”.
    ¡¡¡¡Yo me tiro de los pelos!!!!
    ¿ Como se puede decir que si le dices NO a tu hijo se le esta coaccionando?
    Creo que todos los padres deben saber que el niño necesita normas para sentirse querido; voy a poner un ejemplo: Imaginemos que estamos con nuestra pareja y le decimos: – Cariño que mañana me voy a con mis amigas a cenar . Por supuesto te dice: – Claro cariño, no te preocupes.
    A los pocos días le dices: -Cariño que en la cena pensamos hacer una fiesta del pijama y pasaré la noche en casa de mi amiga. – Vale cariño pasarlo muy bien.
    En otro día le dices: – Cariño que nos lo pasamos tan bien que nos vamos de viaje de mujeres 7 días. Y él te continua respondiendo: – Claro cariño disfruta y pásalo muy bien……..
    No se que pensaríais vosotras pero yo por supuesto pensaría que no me quiere ni me necesita mucho y que no le importa mucho nuestra relación; pues con los niños pasa lo mismo.
    Analizarlo y vereis como los niños que están muy consentidos y tienen muy pocas normas siempre están llamando la atención de los adultos.
    Los niños necesitan saber que los padres están ahí para protegerles y cuidarles y las normas les hacen entender esto, así como aprender a aceptar las fustraciones, por muchas rabietas que cojan en le momento.
    Las rabietas también son normales ya que es su trabajo, es decir, ellos tienen que imponer su decisión para hacer saber que también son personas con criterios propios, lo que no quiere decir que cedamos a ellas. ¡¡¡¡¡BAJO NINGÚN CONCEPTO!!! porque estaremos perdiendo autoridad y credibilidad. Si nos hemos equivocado …que no lo parezca.
    Es una tarea muy complicada pero cuando imponemos una norma debemos estar convencidos y seguros y no sentirnos mal, al revés, le estamos haciendo mucho bien como persona.
    También recordaros no olvidarnos de dar mucho cariño a nuestros niños y demostrarles nuestro amor con CARICIAS, BESOS Y ABRAZOS ya que ESTOS JUNTO CON LAS NORMAS nuestros hijos crecerán muy felices y seguros de sí mismos y les ayudaremos a crecer aceptando las fustraciones cosa que le ayudará para cuando sean adultos.

    Me he enrollado un poco pero es un tema que nos podría llevar horas y horas…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s