Nuevo reto del verano: 60 experimentos científicos (que puedes hacer en tu cocina)

Party

Llegaron las vacaciones escolares y este año nos hemos impuesto un reto que nos encanta: hacer 60 experimentos científicos que podamos hacer en la cocina (y que voy a compartir con todos vosotros.)

El primero de todos, ya lo sabéis porque os lo comenté en un post antiguo: Cómo hacer yogur casero.

El punto importante de la fabricación del yogur es el hecho de que se necesite otro yogur para hacerlo. Esto se debe a que un yogur ya contiene las bacterias necesarias para convertir en yogur al resto de la leche. La bacteria causante de la fermentación láctica fue descubierta en 1903 por el doctor búlgaro Stamen Grigoroff, quien publicó y presentó su trabajo científico dedicado al yogur ante el Instituto Pasteur de París. En su honor, la nueva bacteria descubierta fue llamada inicialmente Bacterium bulgaricum Grigoroff, aunque después pasó a denominarse Lactobacillus bulgaricus. Estas bacterias presentes en el yogur, que suelen ser  Streptococcus thermophilus o del género Lactobacillus, se encargan de degradar la lactosa presente en la leche y convertirla en ácido láctico. El ácido láctico es el responsable del aumento de la acidez del yogur y también actúa como conservante del mismo. Este aumento de la acidez provoca que las proteínas de la leche precipiten formando un gel, y de ahí el origen de la característica textura del yogur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s