Va de libros… y niños y niñas a quienes no les gusta leer

A mi hijo no le gusta leerLeer es importante, pero tú ya sabes eso y por eso estás leyendo este post. ¿Qué puedes hacer si a tu hijo o hija no le gusta leer? ¿qué pasa cuándo se pone a llorar y se enfada contigo cuando quieres disfrutar de una lectura conjunta o le recomiendas que lea un ratito? Os paso unos cuantos truquillos que os pueden ayudar.  Y tened esto en mente:

NO EXISTEN NIÑOS QUE ODIEN LEER.

HAY NIÑOS A QUIENES LES ENCANTA LEER Y HAY NIÑOS QUE NO ESTÁN LEYENDO LOS LIBROS ADECUADOS.

Qué hacer si a tu hijo no le gusta leer:

  1. Hazle cosquillas. Por cada página que lea en voz alta él solito, tendrá una sesión de cosquillas. Pueden ser  muy productivos…
  2. Visita la biblioteca una vez al mes. Haz que pueda sacarse su propio carnet. Él escogerá el libro que quiera, sin juicios ni sugerencias. Y deja que lo lea cuándo y dónde él quiera. Total libertad.
  3. Que te vean leer – revistas, libros, artículos… – lee delante de ellos.
  4. Celebrad una “fiesta de lectura nocturna”. Ese día se deja todo y todos leemos: por turnos, de pie, acostado, de dos en dos… no importa mientras participe toda la familia.
  5. Deja que se vayan a dormir un poco más tarde, pero sólo si están leyendo. A mi hija de 7 años le encanta leer y ella puede quedarse despierta media hora más que su hermano mientras lee un libro.
  6. Para los que empiezan a leer, es muy útil tener etiquetadas cosas por la casa.
  7. Lee libros a tus hijos, y después deja que ellos te los lean a ti. Esto ayuda a su comprensión, fluidez y reconocimiento de las palabras.
  8. No corrijas todos los fallos que haga… o bajarás su confianza y su fluidez. Al terminar de leer la frase se dará cuenta de que algo no encaja.
  9. Si tu hijo falla más de una palabra por frase es porque el libro es muy difícil para él. Prueba con otro.
  10. Hazle una revisión de la vista. Algunos niños no quieren leer porque tienen algún tipo de problema.
  11. Prueba leer en equipo. Cuando mi hija empezaba a leer, leíamos una página cada una y eso le motivaba mucho.
  12. Escribíos cartas. Los primos y los abuelos también pueden participar. Recibir una carta y leerla es una gran motivación para los nuevos lectores.
  13. Deja que haga  una lista de los libros que lee y dale una recompensa cuando haya leído unos cuantos.
  14. Está bien que lean en silencio porque se cansan menos, pero es importante que lean en voz alta para asegurarte de que no fallan en demasiadas palabras y que saben parar adecuamente en los puntos y las comas.
  15. Fíjate qué tipo de libros le gustan más y céntrate en ofrecerle esos. A medida que el gusto por la lectura vaya creciendo ya podrás ir refinando el tipo de libros que lee.

 

Anuncios

Edúkame

Mi situación hace un año era llevar a mi hija mayor al colegio a las 8:30 a.m. y de ahí llevar al otro a la guardería, que abría a las 9:00. Muchos padres y abuelos hacen esto, no es una cosa inusual… pero para mí salir de casa con los dos se trataba de todo un reto. Edgar (de 2 añitos recién cumplidos, porque además él nació el 31 de diciembre) se negaba a sentarse en el carrito, llegó a romperlo. Chillaba y lloraba sin consuelo. Ariadna (de 4 años y medio) también llorando porque su hermano le había mordido (y un buen mordisco, dejando un buen morado y a veces incluso heridas). A base de fuerza, conseguía sentar a Edgar en el carrito, pero eso no auguraba un buen trayecto. Por el camino se ponía de pie en el cochecito y saltar a la acera para echarse a correr sin mirar calzada ni nada; si por lo que fuera no conseguía soltarse, ponía los piececitos encima de las ruedas para frenarme, se quitaba zapatos y calcetines… Los terribles 2 años estaban siendo muy temibles y yo estaba al borde de un ataque de nervios.

tantrum tamer: new ways parents can stop bad behavior

Cuando llegábamos a su guardería yo estaba afónica de tanto gritar, sudada de tanto correr, del agobio, por el sentimiento de impotencia que me quemaba por dentro. Me consolaba diciendo que mi hijo era movido, con carácter… pero cuando las otras madres en la puerta del colegio me decían “Me quito el sombrero ante ti”, “Qué paciencia tienes”, “Y yo me quejo de los míos…”, “¿Cómo lo haces?”,  y una larga lista de comentarios que me hicieron pensar  ¿Por qué me pasa esto a mí, a mi hijo? ¿A caso mi hijo no recibe todo lo que necesita? Antes de dedicarme al mundo de la comunicación, había trabajado 10 años en el entorno escolar (como maestra de inglés) y nunca me había enfrentado a una situación así, ni siquiera con mi hija mayor.

Empecé apuntándome al Reto del Rinoceronte Naranja, dejé de gritar y parecía que funcionaba, sobre todo con Ariadna. Pero para Edgar no era suficiente. Y en ese punto de mi vida en el que estábamos en el borde del abismo, di con Edúkame. Edukame es un equipo de profesionales expertos en pedagogía, educación emocional, familia y desarrollo infantil. En su página web ofrecen toda una serie de herramientas geniales para ayudar a los padres en momentos importantes del desarrollo de sus hijos, especialmente entre los 0 y 6 años. Ofrecen un boletín con muchos artículos de consulta, una revista digital mensual que trata temas muy diversos (miedos, rabietas, como decir adiós al pañal…) y las Edukabox, unas cajitas temáticas con todo el material necesario para ayudarte a superar alguna etapa en concreto, siempre desde la visión del buen desarrollo de las emociones. Su reto es construir un mundo mejor.

home-main

Hace prácticamente un año de esta situación que empezaba a ser un problema en casa. Conectando con él a través de las emociones hemos conseguido que nuestra relación sea diferente. Ahora, me pide un abrazo cuando se siente triste (hace unos meses, hubiera empezado una pataleta descomunal). Mi hijo está mucho más tranquilo, más cariñoso, ya no pega y es un niño feliz. Yo ya no grito y estamos todos mucho más contentos 😉

Libros personalizados Fabuloos Dreams

Uno de los regalos que más les gusta a los niños son los libros personalizados. Hemos tenido la suerte de que Georgina de Fabuloos Dreams nos regalara uno para Ariadna. Ha sido el regalo más bonito que le han hecho nunca. ¡¡Muchísimas gracias Georgina!!

El globo rojo

 

Primero de todo, ni os imagináis la carita de ilusión al leer su nombre en la portada. Eso ya la entusiasmó porque hay pocos cuentos en los que la protagonista se llame Ariadna como ella. Pero cuando se dio cuenta de que era ella misma, con gafas de aviadora, planeando por la portada del libro… se le escaparon las lágrimas de emoción.

Fabuloos Dreams son libros verdaderamente bonitos. El papel es de muy buena calidad, con un tacto exquisito. La encuadernación en espiral hace que sea más fácil para ellos leer el libro. El diseño y los colores no pueden ser más vivos y bonitos, cuentan con muchos detalles delicados y bonitos, como topitos, florecitas, patrones… que hablan por sí solos y que nos llaman la atención.

El globo rojoEn el cuento, la mamá (o sea yo) le regala a Ariadna un globo rojo, pero ¡ay por Dios! que se le escapa de las manos. Así que Ariadna empieza una súper aventura en busca del globo rojo. Debo decir, que por pura casualidad, cada página del libro recreaba un momento especial de la vida de Ariadna y cada hoja que pasaba era pura emoción… En cada página aparece la imagen del niño o niña (y también se nombran ciertas personas que escogen al personalizar el libro) en escenas diferentes. En una página vimos el jardín de la abuela, con el mismo columpio rueda y el mismo tobogán amarillo, en la siguiente el lago con patos a los que les estuvo dando pan el verano pasado, en la otra aparece un arco-iris como el que vio hace un par de semanas a través de la ventana de casa, un gatito encima de la cama igual que uno que le tejí yo y que os enseñé aquí.

Os recomiendo muchísimo Fabuloos Dreams. Ser protagonista de tu cuento ayuda a aumentar la autoestima del niño, que se siente realmente especial. Puedes encargarlos en 4 idiomas diferentes, por lo que también es interesante para incentivar la lectura en un segundo idioma. A Ariadna le encanta verse con sus gafas de aviadora surcando el cielo, en un safari sentada al lado de un elefante, comiéndo pastel de fresa… y se lo lleva a todas partes para leerlo y releerlo. (Debo decir que esto es muy bueno cuando salimos a comer fuera porque se entretiene un ratito con un hábito tan bueno como es leer).

Tienen diferentes temáticas, libros de piratas, de princesas, de cumpleaños… cada niño es diferente y cada uno tiene sus preferencias, pero todos quieren ser el héroe de su propia historia.  Un libro fabuloso para regalar a cualquier niño, además de ser un detallazo inolvidable para toda la vida. Ya no puedo esperar más a comprarle otro para Edgar.

 

 

DIY Caperucita Roja (marionetas de dedo)

Caperucita Roja es un cuento de los hermanos Grimm que siempre gusta a todos los niños y que todos conocemos. Incluso sabemos finales diferentes que vamos cambiando según la ocasión.  Estas marionetas de dedo me gustan especialmente porque puedes pegarlas en cartón (para que duren más). Tienen dos agujeritos por donde tú o los niños pasáis los dedos que hacen de piernas.

Para hacer estas marionetas de papel sólo tienes que imprimirlas y recortarlas. Imprime también los dos escenarios y sujétalos con los soportes.

Para descargar Caperucita Roja y la abuelita, haz clic aquí.

Para descargar al lobo, haz clic aquí.

Para descargar al lobo disfrazado de abuelita y al leñador, haz clic aquí.

Para descargar el escenario del bosque, haz clic aquí.

Para descargar el escenario de la casa de la abuelita, haz clic aquí.

El cuento en una de sus versiones:

The Very Hungry Caterpillar /La oruga hambrienta

Este es un fantástico libro del que soy una fan absoluta. Lo tengo en varios idiomas y diferentes ediciones (con un juego Memory en el centro…). Sus gráficos, y la propia historia, gustan a niños de todas las edades. Además, es ideal para contar en esta época que empieza la primavera y empezamos a ver oruguitas en los parques…

Aquí una manualidad muuuuuy sencilla para reproducir a esta oruguita que solita comió, comió, y comió, y en mariposa se convirtió. Necesitas cuentas de madera (1 roja, 1 azul y 9 de varias tonalidades de verde), cuerda/hilo (o hilo de plástico). Con plástico es más fácil para los niños pequeños que no saben pasar la cuerda por el agujerito.

Tenemos tanto que aprender de las personas con síndrome de Down

Imágenes de la exposición Más allá de un rostro organizada por la FSDM

Hoy voy a hacer un parentésis y voy a hablaros del síndrome de Down. Muchos ya sabéis de qué se trata, pero la mayoría no.

Pensamos en una enfermedad, una malformación… pero ¿qué es el síndrome de Down? El síndrome de Down es una alteración genética, una presencia extra del cromosoma 21. Por eso se llama también Trisomía 21, porque hay tres cromosomas 21. Síndrome de Down tomó este nombre en honor de un médico inglés que descubrió esta alteración genética a mediados del s. XIX.

Esta mañana ha llegado a mis manos este documento, está escrito por el Sr. Emilio Ruiz Rodríguez de la fundación Down Cantabria y apareció en la revista de la fundación el pasado diciembre. Se trata de un artículo de opinión titulado Tenemos tanto que aprender: lo que nos enseñan las personas con síndrome de Down de 10 páginas escrito magistralmente y que merece la pena leer. Nos ofrece una visión detallada de todo lo que podemos aprender de las personas con síndrome de Down. Podéis descargarlo haciendo clic aquí.

Las personas con síndrome de Down tienen ciertas características que los distinguen fácilmente. Entre ellas puedo destacar su capacidad de amar profundamente, sin esperar nada a cambio, la paciencia, la constancia, la tranquilidad… Son seres con un gran corazón que a pesar de todos sus sufrimientos (suelen padecer más cardiopatías, alteraciones gastrointestinales y otros trastornos auditivos y visuales) saben siempre cómo darnos una gran lección sobre la vida. Viven la vida, el aquí y el ahora, al máximo. Disfrutan de la vida y se preocupan por sus seres queridos. Características muy valiosas y difíciles de encontrar, no os parece?

Los Reyes me han traído… La comida de la familia de Ferran Adrià

Apenas hace unas horas que he recibido este libro y… ME ENCANTA!!!! No se trata de las recetas de un cocinero si no que son las recetas de lo que comen los cocineros del mejor restaurante del mundo (El Bulli) en su vida diaria.

No sólo me encanta cómo oragnizan los menús (¿a quién no?), si no que nos ilustra explicando cómo se organizan en el Bulli y cómo nos tenemos que organizar en casa. Habla detalladamente sobre la hora de la compra, como elegir y comprar pescado, carne, huevos, consejos sobre las especias y hierbas aromáticas…

En el libro encontramos también cómo conservar alimentos en el hogar. Qué aparatos son indispensables, qué ingredientes hay que tener en la despensa, en la nevera o en el congelador.  Me parece un lujazo que un cocinero de su talla nos explique las recetas base, caldos, picadas, sofritos, salsas… Demuestra la importancia de la planificación y el orden.

Y a pesar del autor, es un libro de cocina fácil, casera y económica (de 3 a 4 euros por persona). También me ha gustado que nos explica las cantidades que necesitamos para casa (para 2 personas y para 6 personas) y también para el mundo profesional (para 20 y para 75 personas).

Y ya vale por hoy…. tengo 387 fantásticas páginas por leer 🙂