Va de libros… y niños y niñas a quienes no les gusta leer

A mi hijo no le gusta leerLeer es importante, pero tú ya sabes eso y por eso estás leyendo este post. ¿Qué puedes hacer si a tu hijo o hija no le gusta leer? ¿qué pasa cuándo se pone a llorar y se enfada contigo cuando quieres disfrutar de una lectura conjunta o le recomiendas que lea un ratito? Os paso unos cuantos truquillos que os pueden ayudar.  Y tened esto en mente:

NO EXISTEN NIÑOS QUE ODIEN LEER.

HAY NIÑOS A QUIENES LES ENCANTA LEER Y HAY NIÑOS QUE NO ESTÁN LEYENDO LOS LIBROS ADECUADOS.

Qué hacer si a tu hijo no le gusta leer:

  1. Hazle cosquillas. Por cada página que lea en voz alta él solito, tendrá una sesión de cosquillas. Pueden ser  muy productivos…
  2. Visita la biblioteca una vez al mes. Haz que pueda sacarse su propio carnet. Él escogerá el libro que quiera, sin juicios ni sugerencias. Y deja que lo lea cuándo y dónde él quiera. Total libertad.
  3. Que te vean leer – revistas, libros, artículos… – lee delante de ellos.
  4. Celebrad una “fiesta de lectura nocturna”. Ese día se deja todo y todos leemos: por turnos, de pie, acostado, de dos en dos… no importa mientras participe toda la familia.
  5. Deja que se vayan a dormir un poco más tarde, pero sólo si están leyendo. A mi hija de 7 años le encanta leer y ella puede quedarse despierta media hora más que su hermano mientras lee un libro.
  6. Para los que empiezan a leer, es muy útil tener etiquetadas cosas por la casa.
  7. Lee libros a tus hijos, y después deja que ellos te los lean a ti. Esto ayuda a su comprensión, fluidez y reconocimiento de las palabras.
  8. No corrijas todos los fallos que haga… o bajarás su confianza y su fluidez. Al terminar de leer la frase se dará cuenta de que algo no encaja.
  9. Si tu hijo falla más de una palabra por frase es porque el libro es muy difícil para él. Prueba con otro.
  10. Hazle una revisión de la vista. Algunos niños no quieren leer porque tienen algún tipo de problema.
  11. Prueba leer en equipo. Cuando mi hija empezaba a leer, leíamos una página cada una y eso le motivaba mucho.
  12. Escribíos cartas. Los primos y los abuelos también pueden participar. Recibir una carta y leerla es una gran motivación para los nuevos lectores.
  13. Deja que haga  una lista de los libros que lee y dale una recompensa cuando haya leído unos cuantos.
  14. Está bien que lean en silencio porque se cansan menos, pero es importante que lean en voz alta para asegurarte de que no fallan en demasiadas palabras y que saben parar adecuamente en los puntos y las comas.
  15. Fíjate qué tipo de libros le gustan más y céntrate en ofrecerle esos. A medida que el gusto por la lectura vaya creciendo ya podrás ir refinando el tipo de libros que lee.

 

Pintamos con sal y acuarelas

Ayer pasamos una tarde muy divertida con este proyecto que copio de Busy Mommy Media:

salt painting

 

Necesitamos:

cartulina negra

una bandeja de horno (para no ensuciar todo el piso)

sal de cocina

cola blanca

acuarelas

 

Pon la cartulina negra en la bandeja. Cualquier otro color va bien, pero el negro hace resaltar más los colores de la cartulina. Haz tu dibujo con pegamento, o primero con un lápiz sin apretar mucho y luego le echas pegamento. Cuanto más gordito mejor.

Ahora echa abundante sal antes de que se seque. Tira el exceso de sal… y ya puedes pintar con las acuarelas.

utiliza bastante agua y no apretes mucho con el pincel para no mezclar la sal por todo el dibujo.

Espera a que se seque completamente y ya habrás acabado.

Los colores se mezclan entre ellos y la sal le da un brillo especial y muy bonito.

 

Reto 60 experimentos científicos día #59: Piruletas de cristales de azúcar

Desde luego éste ha sido uno de los mejores experimentos que hemos hecho.

Necesitas un vaso de agua, 3 vasos de azúcar y colorante alimentario. También palitos para hacer las piruletas y vasos de cristal.

Primero ponemos a fuego medio el agua y el azúcar. Cuando hierva, retira del fuego y añade unas gotas de colorante. Puedes echar también sabores, pero no es necesario. Puedes utilizar extracto de limón, de cereza, canela…

Prepara un bote o un vaso grande de cristal para crear los cristales de azúcar. Pon en el medio el palito de piruleta de forma que no toque los lados del vaso ni el fondo (átalo con una cuerdecita a una cuchara que pondrás de forma horizontal sobre el bote. Vierte la solución dentro y tapa con papel de cocina par evitar la evaporación. Puede tardar un día o dos en formarse los cristales. Quita los cristales que se van formando arriba del todo.

Para quitar los cristales que se formarn a los lados o abajo, prepara otro bote, cambias el palito de bote, y viertes la solución en el bote nuevo. Cuando estés contento con el tamaño de tus cristales de azúcar, ya puedes dejarlo secar.

Al disolver tanto azúcar en un vaso de agua, se crea una solución sobresaturada, que quiere decir que hay más partículas de soluto (azúcar) de las que el disolvente (agua) puede absorber. Al calentar el agua, el azúcar se mantiene más tiempo disperso por el agua antes de caer hacia el fondo. Y al introducir el palo y dejar que se seque, se crea un punto donde el azúcar comienza a cristalizarse, y a medida que el agua evapora y el azúcar se seca, los cristales se van amontonándose, formando las piedras de azúcar de la piruleta.

 

Reto 60 experimentos científicos día #58: Encontramos almidón en los alimentos

Se acerca la Navidad y todavía no he terminado de explicaros los 60 experimentos que hicimos en verano.

Este experimento es muy interesante, ya que nos ayuda a identificar el almidón en los alimentos. Empecé  intentando explicar a mis niños que el almidón es un glúcido presente en la mayoría de vegetales.

Para poder comprobar la presencia del almidón en un alimento se usa la prueba del yodo, que es una reacción química que hace que el alimento se tiña de azul. Esta prueba también indica el grado de madurez del alimento. Cuando los frutos aún están verdes contienen grandes cantidades de almidón pero cuando están maduros, el almidón se ha convertido en azúcar y por lo tanto, ya no se tiñe de azul.

Para hacer este experimento necesitas:

patatas

zanahoria

fideos

pan

plátano

manzana

o los alimentos que deséis probar

alcohol yodado

Coloca una muestra de cada alimento en un platito y vierte unas gotas de alcohol yodado. ¿Qué sucede?

Nuestra zanahoria apenas se tiñó de azul, porque tiene menos cantidad de almidón.

 

Cómo hacer una corona de Navidad con pinzas de la ropa

Corona de Navidad con pinzas de maderaUna corona hecha con pinzas de la ropa es una manualidad muy resultona y también  nos hemos inspirado en ella para hacerle un regalo a la profe de E.

Para hacer la corona verde que tengo colgada en mi casa necesitas

50-60 pinzas para la ropa de madera

Pintura acrílica verde (o témperas)

barniz

Alambre (os recomiendo que utilicéis una percha de alambre y que le vayási dando forma). Yo utlicé un almabre demasiado fino y la corona acaba teniendo una forma demasiado oval.

Cuentas rojas de madera, yo utilicé éstas: 8 mm cuentas de madera redonda rojo 100 unidades

Lazo rojo

Primero pintaremos todas las pinzas en color verde. Cuando estén secas, pasaremos una doble capa de barniz. el barniz tarda un día en secarse. Aunque este paso es opcional, merece la pena porque le da un acabado especial a la manualidad.

Cogemos la pecha o el alambre, y pasamos una pinza (por el agujerito de metal) y una cuenta, así sucesivamente hasta que agotemos las pinzas.

Damos forma a la percha y cerramos en la parte superior. Ya podemos colocar allí nuestro lazo.

Otra versión más sencilla que hemos hecho de la misma corona, para regalar a la profe es esta:

Corona pinzas de madera

Hemos pintado las pinzas de colores diferentes y las hemos barnizado. Después las hemos pegado sobre un aro de cartón dorado. Procura que el cartón sea recio para que quede más firme y no se doble. Yo pegué el lazo abajo y le añadí unas estrellas de madera decoradas con purpurina roja y unas hojas de acebo que hice de crochet.

 

¿Qué os parece?

Os dejo fotografías de otras coronas inspiradoras que he visto por internet:

 

 

Calendario de adviento DIY

Ya se acerca la Navidad y he empezado a crear algunos regalitos. En casa los niños están como locos con el árbol de Navidad y los corazoncitos de crochet con los que lo hemos decorado.

 

Hemos empezado también nuestro calendario de Adviento, el mío es un árbol de fieltro que ya os enseñé aquí. Estábamos tan emocionados colocando las sorpresitas en los bolsillos de mi árbol que se me ocurrió que sería un regalo genial para la profesora de A. Y ésta es la idea que tuvimos y que hicimos entre todos los niños de  la clase.

IMG-20151203-WA0000
Para hacer un calendario de adviento súper chulo como el nuestro necesitas:

1 percha de madera. Ésta está pintada con pintura de spray plateada.

Puntillas y cintas de Navidad
30 saquitos de yute. Nosotros utilizamos éstos: 10 Bolsitas Yute PE 10×15 cm

Cuerda de yute, cómo ésta 100M Natural Yute Enrollado Cuerda Regalo de Boda Decoración Ornamento Suave

Cada niño puso en su saquito su número en la clase, unos lo hicieron con papel, cartulinas con purpurinas, goma eva, lazos, rotuladores… puedes decorarlos como quieras porque en la variedad está el gusto. Todos son diferentes y bonitos.

Después los atamos a la barra de la percha, creando diferentes alturas y acabamos fijándolo con una gota de pegamento caliente para que las cuerdas no se movieran.

Decora la percha con las puntillas a tu gusto, pega estrellitas por las cuerdas y los saquitos , y ya tienes listo tu calendario de Adviento para la cuenta atrás de la Navidad.

 

Si se lo colgáis en la pizarra en un momento en el que ella aún no haya entrado a clase, se llevará una súper sorpresa.

Reto 60 experimentos científicos día #56: ¿Qué son las tiras de pH?

Necesitamos tiras de papel indicador de pH, tubos de ensayo, zumo de limón, bicarbonato de sodio y guantes.

Es importantísimo que sepas que debes mantener las tiras de pH siempre dentro de su bolsita. Deberás cogerla con guantes (que estén secos) y preferentemente con una pinza.

Exprime un limón dentro de un tubo de ensayo, llénalo hasta la mitad. Introduce una tira de papel indicador de pH. ¿La tira cambió de color? ¿Por qué?

La tira cambia de color porque es expuesta a una sustancia ácida. En base a la siguiente escala, ¿puedes indicar el nivel de acidez del zumo de limón? ¿De qué color quedó tu tira? ¿Dónde se sitúa en la escala de ácidos?

En otro tubo de ensayo añade 2 cucharillas de bicarbonato de sodio y después añade agua hasta la mitad del tubo. Coloca un papel indicador, ¿esta tira también cambia de color? ¿Por qué?

Tal y como ocurrió con el zumo de limón, esta tira también cambia de color, pero esta vez fue expuesta a una solución básica y por esto hay una diferencia de color entra las tiras. ¿Puedes indicar el nivel de basicidad de la solución de bicarbonato de sodio? ¿Dónde se sitúa en la escala de bases?

Con ayuda de una pipeta, ve añadiendo lentamente la solución de bicarbonato de sodio al tubo de ensayo que contiene la solución ácida. Observa el cambio gradual de color de la tira de papel indicador de pH. La tira cambia de color conforme vas adicionando el bicarbonato de sodio. Esto ocurre porque el bicarbonato es una base y, al añadir esta base a un ácido, neutralizas la solución. Si continuas añadiendo bicarbonato, llegará un momento en el que el indicador sea verde. Cuando esto ocurre, habremos pasado de una solución ácida a una solución neutra.

Reto 60 experimentos científicos día #55: Cultivar perejil

Necesitamos semillas de perejil,  un vaso, tierra y agua.

Sumerge las semillas de perejil en agua durante 24 horas.

Después de ese tiempo, retira las semillas del agua y colócalas en un paño durante 1 hora.

Coge un vaso y coloca tierra hasta la mitad de su capacidad. Añade algunas semillas de perejil y tápalas con tierra.

Presiona la tierra con las manos y riégalas.

Coloca el vaso en un lugar que reciba luz.

Cuando tu perejil esté listo, podrás utilizarlo para cocinar. 😛

 

Cómo hacer un muñeco de nieve con un calcetín

Seguimos con nuestra serie de vídeos de cómo hacer manualidades fáciles. Aquí tenéis cómo hacer un muñeco de nieve con un calcetín… un básico para hacer con niños por su sencillez. Es muy bonito e ideal para decorar nuestra casa en Navidad:

Este vídeo es de Handimania.

Reto 60 experimentos científicos día #53: levadura desodorante

Necesitarás levadura (unos 250 gr.), un tupper con tapa, 2 bolsas de congelación, 1 cebolla, 1 vaso de medición grande y 1 taza.

Corta la cebolla y colócala en la taza.

Llena la mitad del vaso de medición con levadura y luego esparce la levadura uniformemente por el fondo del tupper.

Vuelve a llenar el vaso con levadura, también hasta la mitad, y esta vez echa la levadura en una de las bolsas de congelación y cierra bien la bolsa.

Pon la taza con la cebolla cortada dentro del tupper y deja reposar toda la noche. Al día siguiente, retira la taza de su interior.

Transfiere la levadura que estaba en el tupper a la otra bolsa de congelación y deja reposar unos minutos.

Abre la bolsa donde colocaste la levadura el día anterior ¿cómo huele?

Ahora abre la segunda bolsa donde acabas de poner la levadura ¿cómo huele?

Si te ha salido bien el experimento, la segunda bolsa deberá tener un fuerte olor a cebolla.  Esto ocurre porque la levadura en polvo tiene un fuerte poder de absorción, y ha absorbido el olor de la cebolla.