Reto 60 experimentos científicos día #51: Gotas de yogur helado

Entramos ya en la recta final. Los últimos 10 experimentos que hemos hecho este verano. Hoy es explico cómo hacer unas gotas de yogur helado muy fáciles y divertidas:

Necesitamos: yogur (el que quieras: azucarado, de sabores, con trocitos….), bolsas de congelación, papel de horno.

**Colorante alimentario de forma opcional, si tus yogures son blancos y quieres darles algo de color.

Coloca los yogures dentro de las bolsas de congelación y corta una esquinita de la bolsa. Así creas una manga pastelera, por donde saldrá el yogur en la cantidad que deseas.

Coge una bandeja que quepa en el congelador, cúbrela con el papel de horno.. Con tu manga pastelera, ve añadiendo gotitas de yogur a la bandeja hasta que esté llena y ponla en el congelador.

Espera algunas horas hasta que tus gotitas estén congeladas.

 

 

Reto 60 experimentos científicos día #50: Almendras dulces

El objetivo de esto reto es realizar 60 experimentos con materiales que tenemos en la cocina. La mayoría son recetas que involucran reacciones químicas en los alimentos, como el uso de levadura, cambio de sólido a líquido de ciertos alimentos etc.

El experimento-receta de hoy es simplemente delicioso.Necesitamos:

200 gr de almendras sin cáscara. Puedes hacerlo con almendras enteras o picadas. Y también puedes probar con otros frutos secos, como avellanas o piñones.

120 gr de azúcar.

Calienta el azúcar en una cazuela de acero inoxidable. Después de 2 minutos aproximadamente, añade las almendras y remueve sin parar con una cuchara de madera, hasta que el azúcar se convierta en caramelo.

Coloca una hoja de papel de cocina en una bandeja y pon la mezcla de almendras en la bandeja. Deja enfriar y corta en pedazos.

 

Reto 60 experimentos científicos día #48: Galletas de maicena

Material para hacer este delicioso receta-experimento:

1 taza de harina de trigo

4 tazas de maicena

1 taza de azúcar

2 tazas de mantequilla sin sal

coco rallado

 

Coloca todos los ingredientes en un cuenco y mézclalos bien. Cuando estén bien mezclados haz bolitas y colócalas en un molde para horno.

Con un tenedor, aprieta levemente las bolitas para que queden un poquito achatadas y con la marca de los dientes del tenedor.

Coloca las bolitas a 180ºC dutante 10 minutos.

 

Reto 60 experimentos científicos día #47: Cordel de hielo

Necesitaremos agua, un cubito de hielo, sal gorda, un cordel y tijeras.

 

Llena un vaso de agua

Corta un trozo de cordel de unos 30 cm.

Añade el cubito de hielo en el agua ¿va a flotar?

Coloca el cordel sobre el vaso, tocando el hielo.

Cubre el cordel con sal gorda en la zona que está tocando el hielo. Déjalo reposar unos minutos.

Con cuidado, coge el cordel por ambos lados y levántalo lentamente. ¿Consigues levantar el cubito de hielo?

Al poner la sal gorda sobre el hielo, parte de éste se derrite, convirtiéndose en agua que queda sobre el cordel. Como esta agua sigue en contacto con el hielo, acaba por congelarse nuevamente, cubriendo el cordel de hielo. De esta forma, el cordel queda atrapado en el hielo y eres capaz de levantar el cubito.

Reto 60 experimentos científicos día #46: Digitinta casera (2)

Otra forma de hacer la pintura para dedos que queda muy bien y que se hace con polvos de talco, colorante y lavavajillas.

Mezcla en un cuenco 1 taza de polvos de talco con 1 cucharada sopera de colorante. Añade a la mezcla media taza de lavavajillas y vuelve a mezclar bien.

¡Ya puedes empezar a pintar!

Reto 60 experimentos científicos día #45: Digitinta o pintura de dedos casera

La digitinta es un tipo de tinta que puede elaborarse con materiales caseros. Después utilizaremos los dedos (del Latín dígitos) para  dibujar con ella. ¡Ojo! No se puede comer!!

Necesitamos harina, lavavajillas, agua y colorante en polvo.

Coloca una taza de harina en un cuenco. Añade colorante en polvo. Añade 2 cucharadas de lavavajillas y remueve.

Añade media taza de agua a la mezcla. Remueve más y ¡ya la tienes!

Reto 60 experimentos científicos día #44: Plastilina casera (II)

Después del éxito de la plastilina casera, para aprender cómo hacerla de una forma rápida y simple haz clic aquí.

Os enseño otra forma de hacerla un poco más elaborada.

Necesitamos:

Harina, gelatina en polvo, agua y aceite.

En un cazo, pon 10 cucharadas de harina, el sobre de gelatina, y 2 cucharadas de aceite.

Añade 125 ml de agua poco a poco, mientras mezclas con una cuchara.

 

Pon el cazo al fuego y continúa añadiendo agua y removiendo hasta que todos los componentes se junte y obtengas una masa. Tu mezcla cogerá el color de la gelatina.

Puedes conservar la plastilina en una caja, tupper o en una bolsa de plástico para que dure más tiempo. Y recuerda que aunque todos los materiales son comunes en la cocina, es mejor no comer la plastilina.

 

Reto 60 experimentos científicos día #43: Plastilinia casera

Hacer plastilina casera es un experimento muy fácil y se hace con materiales que seguramente tienes en tu cocina. ¡Cuidado! Aunque la plastilina casera se hace con materiales que ya tienes en la cocina, no es comestible.

Ingredientes:

Harina de trigo

Colorante alimentario

Aceite

Agua

Vierte unos 125 ml de agua en un vaso. Añade un poco de colorante al agua hasta que consigas el color que deseas. La plastilina quedará de un color más claro que el que obtendrás en el vaso.

Añade 10 cucharadas de harina y 2 cucharadas de aceite en un cuenco. Ve añadiendo el agua poco a poco, y ve amasando la mezcla. Amasa hasta que ya no se pegue a tus manos. Si hace falta, añade una cucharada más de harina, hasta que no se pegue.

Guárdala en una caja o en una bolsa cerrada para que dure más tiempo. Si la dejas expuesta al aire se estropeará más rápido.

Reto 60 experimentos científicos día #42: El huevo en la botella

Ya vamos por la recta final de nuestro reto. Este experimento es realmente sorprendente y os va a encantar hacerlo.

Necesitamos:

Una botella de vidrio con cuello estrecho

Alcohol

Algodón

Cerillas

Huevo cocido y pelado

Coloca el huevo en el cuello de la botella y comprueba como no cabe.

Coloca un trozo de algodón cubriendo todo el fondo de la botella. Y moja el algodón con alcohol.  Moja sólo el algodón y no las paredes de la botella.  Ahora, muy rápidamente, enciende una cerilla y déjala caer en el interior de la botella, de modo que el algodón impregnado en alcohol se prenda. Inmediatamente, coloca el huevo sobre la boca de la botella. ¿Has conseguido introducir el huevo en la botella?

Al prender el algodón has provocado una reacción de combustión. Esta reacción se alimenta del oxígeno que está en el interior de la botella, y que se consume rápidamente al colocar el huevo en la boca de la botella. Al agotarse el oxígeno, se produce una diferencia de presión entre el interior y el exterior de la botella, lo que genera una fuerza de succión que aspira el huevo.