La receta de la semana: Victoria Sponge Cake

Hace tiempo os hablé de este pastel, también conocido como “Victoria Sandwich” o “Victorian Cake”. Se considera la quintaesencia de la hora del té inglesa, creado por Anne, Duquesa de Bedford (1788-1861), una de las damas de compañía de la Reina Victoria de Inglaterra (1819- 1901) y considerada la creadora de la famosa hora del té. Se trata de un pastel ligero relleno de mermelada y crema de mantequilla, se suele cortar en forma de pequeños sandwiches. Lo encontrarás en los mejores salones de té de Gran Bretaña.

victorian-sandwich

La Reina adoptó como costumbre invitar a sus amigas a la hora del té, a las 17:00 en el Castillo de Belvoir. El menú constaba de sandwiches,  pan con mantequilla y té, por supuesto. Tras la muerte de su marido, el Príncipe Alberto, la Reina Victoria se retiró a Osborn House en la Isla de Wight, donde, según los historiadores este pastel tan sencillo pasó a llevar el nombre de la Reina.

Isabella Beeton  incluyó la receta en su libro de cocina “Mrs. Beeton’s Cookery and Household Management” (1874)

Ingredientes:

4 huevos

200 gr de azúcar

200 gr de mantequilla

200 gr. de harina con levadura

1 cucharadita de bicarbonato

2 cucharadas de leche

Para el relleno:

100 gr de mantequilla blanda

140 gr de azúcar glass

1 gota de extracto de vainilla

Mermelada de frambuesa (o de fresa)

Azúcar glass para decorar

Precaliente el horno a 190º. Enmantequilla dos moldes de 20cm.

Bate la mantequilla hasta que se vuelva cremosa, añade la harina y el azúcar, el bicarbonato y la leche. Mezcla bien estos ingredientes y añade los huevos, que habrás batido previamente.

Bate 10 minutos más.

Vierte la mezcla  a partes iguales en los moldes y hornea durante 20 minutos.

Deja enfriar.

Para hacer el relleno:

Bate la mantequilla hasta que quede cremosa, añade poco a poco el azúcar. Añade la vainilla. Unta el buttercream en la parte de abajo de uno de los bizcochos. Pon una buena capa de mermelada encima. Pon el otro bizcocho encima, como un sandwich. Decora con el azúcar glass.

Puedes guardarla en un contenedor al vacío y debes comerla antes de dos días.

Es irresistiblemente bueno. Un pastel sencillo y delicioso ideal para la hora del té en el jardín o llevar de picnic.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Estrellas para decorar tu casa

img-20161127-wa0008

Seguimos decorando la casa por Navidad. Cada año hago galletas de canela que cuelgo en diversos sitios y que huelen genial y añaden esa nota navideña al ambiente. Sin embargo, el problema que tengo con las galletas es que absorben mucha humedad (y con la cantidad de humedad que hay aquí…) y se acaban rompiendo y cayendo al suelo. Un desastre.

Este año he decidido hacer lo mismo, pero con pasta de sal, imitando mis galletas. Cuando las galletas, nos las comeremos y les sacaremos mejor provecho.

Para hacer estas estrellas hemos utilizado:

1/2 vaso de sal

1/2 vaso de agua

1 vaso de harina

canela en polvo (la cantidad necesaria para darle el tono marrón que necesites)

He mezclado todos los ingredientes hasta hacer una masa, lo he aplanado con el rodillo y  he dado la forma con un cortagalletas. Con un boli he hecho un agujero bastante gordito para que pueda pasar la cinta. Después lo he metido en el horno a 200º durante 15 minutos. ¡Huelen genial!

Cuando se han enfriado he pasado las cintas. Al final las he colgado en el árbol, aunque la idea original era hacer una guirnalda.

Las puedes decorar con purpurina o hacer dos agujeros en el centro para pasar la cinta por el centro de tus galletas. Esta idea es genial para hacer guirnaldas porque la cinta tiene que soportar menos peso y aguanta mejor.

 

 

 

Bolas para el árbol DIY

Este año me he hecho con unas bolas transparentes para decorar el árbol que puedes rellenar como quieras, con dulces, fotografías, muñequitos… o ¡purpurina!

img-20161126-wa0003

Nosotros hemos puesto un par de cucharaditas de purpurinas plateadas, y otra de estrellas doradas. Rellenas de chuches también quedan muy coloridas y son ideales como Calendario de adviento, incluso para hacer algún regalito a alguien especial.

Si te apetece decorar unas bolas transparentes como las mías puedes conseguirlas en Amazon:

 

https://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=minibu-21&o=30&p=8&l=as1&asins=B014D6G9E2&ref=qf_sp_asin_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=0000FF&bc1=000000&bg1=FFFFFF&f=ifr

Bolsos Wayuu

Después de conquistar las pasarelas, los prints étnicos están pidiendo a gritos que les hagamos un hueco en nuestro armario. Estampados tribales y coloridos, los bolsos wayuu son los preferidos de las celebrities en verano.

 

Estos bolsos están hechos de ganchillo por las mujeres de las tribus wayuu, en la Guajira (Colombia). Y yo me he enamorado de estos bolsos porque son ligeros, llamativos, me parecen ideales para mis looks de verano, ofreciendo ese toque ethnic-chic que a mí me encanta.

Así que he vuelto a las andadas y he empezado a tejerme uno yo misma, al puro estilo wayuu.

Os paso dos tutoriales, el de Happy Ganchillo y el de Teresa Pacheco, ambos muy completos y bien explicados.


 

¿Os animáis a hacerlo?  Yo ya he empezado… el mío va a ser liso de color coral (he comprado 10 ovillos de algodón de Natura) con el asa multicolor, aprovechando restos de algodón que tengo en casa de otros proyectos.

¡A disfrutar del verano!

Va de libros… y niños y niñas a quienes no les gusta leer

A mi hijo no le gusta leerLeer es importante, pero tú ya sabes eso y por eso estás leyendo este post. ¿Qué puedes hacer si a tu hijo o hija no le gusta leer? ¿qué pasa cuándo se pone a llorar y se enfada contigo cuando quieres disfrutar de una lectura conjunta o le recomiendas que lea un ratito? Os paso unos cuantos truquillos que os pueden ayudar.  Y tened esto en mente:

NO EXISTEN NIÑOS QUE ODIEN LEER.

HAY NIÑOS A QUIENES LES ENCANTA LEER Y HAY NIÑOS QUE NO ESTÁN LEYENDO LOS LIBROS ADECUADOS.

Qué hacer si a tu hijo no le gusta leer:

  1. Hazle cosquillas. Por cada página que lea en voz alta él solito, tendrá una sesión de cosquillas. Pueden ser  muy productivos…
  2. Visita la biblioteca una vez al mes. Haz que pueda sacarse su propio carnet. Él escogerá el libro que quiera, sin juicios ni sugerencias. Y deja que lo lea cuándo y dónde él quiera. Total libertad.
  3. Que te vean leer – revistas, libros, artículos… – lee delante de ellos.
  4. Celebrad una “fiesta de lectura nocturna”. Ese día se deja todo y todos leemos: por turnos, de pie, acostado, de dos en dos… no importa mientras participe toda la familia.
  5. Deja que se vayan a dormir un poco más tarde, pero sólo si están leyendo. A mi hija de 7 años le encanta leer y ella puede quedarse despierta media hora más que su hermano mientras lee un libro.
  6. Para los que empiezan a leer, es muy útil tener etiquetadas cosas por la casa.
  7. Lee libros a tus hijos, y después deja que ellos te los lean a ti. Esto ayuda a su comprensión, fluidez y reconocimiento de las palabras.
  8. No corrijas todos los fallos que haga… o bajarás su confianza y su fluidez. Al terminar de leer la frase se dará cuenta de que algo no encaja.
  9. Si tu hijo falla más de una palabra por frase es porque el libro es muy difícil para él. Prueba con otro.
  10. Hazle una revisión de la vista. Algunos niños no quieren leer porque tienen algún tipo de problema.
  11. Prueba leer en equipo. Cuando mi hija empezaba a leer, leíamos una página cada una y eso le motivaba mucho.
  12. Escribíos cartas. Los primos y los abuelos también pueden participar. Recibir una carta y leerla es una gran motivación para los nuevos lectores.
  13. Deja que haga  una lista de los libros que lee y dale una recompensa cuando haya leído unos cuantos.
  14. Está bien que lean en silencio porque se cansan menos, pero es importante que lean en voz alta para asegurarte de que no fallan en demasiadas palabras y que saben parar adecuamente en los puntos y las comas.
  15. Fíjate qué tipo de libros le gustan más y céntrate en ofrecerle esos. A medida que el gusto por la lectura vaya creciendo ya podrás ir refinando el tipo de libros que lee.

 

Elimina los malos olores con extracto de vainilla

 Un truquillo para que tu casa huela la mar de bien y que elimina todos esos olores que a veces se acumulan en una casa por la humedad o la poca ventilación, sobre todo en invierno.

Echa dos tapones de extracto de vainilla en una taza de café y ponlo en el horno a 140ºC durante una hora. En 20 minutos tu casa olerá estupendamente.

 

 

Cómo hacer un cuello de lana para niños

12034270_10153597518610409_7824136810776256140_o

Estos cuellos de lana son fáciles y rápidos de hacer y el resultado es de gran calidad.

He utilizado un ovillo de 100% lana peruana y agujas del número 15.

El procedimiento es muy sencillo:

Monta 15 puntos y trabaja en punto de arroz.

Para tejer en punto de arroz debes hacer un punto del derecho y otro del revés, repitiendo hasta el final de la fila.

Debes tejer cada fila así, hasta completar 50 filas y unir los dos extremos con una aguja lanera.

Es un cuello de gran calidad, extra suave y caliente. Se teje en una hora aproximadamente y puesto queda muy lindo.