Reto 60 experimentos científicos. Día #20: Las flores cambian de color

Necesitamos flores blancas (claveles o margaritas son las funcionan mejor para este experimento)

Vasos de vidrio altos

Colorante rojo y amarillo

Llena dos vasos con agua y disuelve un poco de colorante en cada uno de ellos. Corta el tallo de las flores de forma oblicua para que absorba mejor el colorante. Coloca una flor en cada vaso y espera.

Poco a poco irás observando que el color de los pétalos va cambiando, esto puede tardar unos días.

La coloración de los pétalos ocurre debido al fenómeno de capilaridad de los vasos presentes en el tallo. La rapidez con que el proceso ocurre depende de la distancia entre el líquido, los pétalos y la sección del tallo. con este experimento puedes darte cuenta de que el agua también es necesaria para el proceso de fotosíntesis, además de observar que el agua sube por el tallo de la planta hasta los pétalos.

Anuncios

Reto 60 experimentos científicos día #5: Explosión de colores

¡Este experimento es de lo más chulo! No se cansan de repetirlo!

explosion

Necesitamos:

1 Plato hondo

leche

colorante rojo

colorante amarillo

3 Tubos de ensayo

Palillos

Lavavajillas

Agua

Cucharilla de café

Pipetas

Vaso de medición pequeño

 

Coge un tubo de ensayo y añade media cucharilla de café de colorante rojo. Añade agua hasta la mitad del tubo.

Repite lo mismo en otro tubo de ensayo con el colorante amarillo.

Ahora creamos un nuevo color. En un tubo de ensayo, añade una pipeta llena de colorante amarillo. Con otra pipeta, coge colorante rojo y échalo, gota a gota, en el colorante amarillo hasta obtener la tonalidad naranja que te guste. Añade agua hasta la mitad del tubo.

Añade un poco de leche al plato y deja en reposo durante algunos minutos, hasta que la leche no se mueva.

Con ayuda de la pipeta, añade algunas gotas de cada colorante, en diferentes zonas del plato.

Añade el lavavajillas al vaso de medición pequeño. Moja la punta del palillo en el lavavajillas, de forma que quede una gota colgando de la punta del palillo.

Y lo que viene ahora es súper divertido, toca con el palillo una de las manchas de colores. Repite esto para todas las manchas, usando siempre el mismo palillo.

Con cada gota de lavavajillas, los colores se mezclan más, formando nuevas combinaciones.

En este experimento hemos producido una mezcla de colores en movimiento debido a la tensión superficial de la leche. En la superficie, todas las moléculas de la leche sufren una gran atracción entre ellas. pero sólo en horizontal y con mucha fuerza, formando una “piel”, la tensión superficial. El lavavajillas rompe esa tensión y las moléculas se mueven rápidamente, provocando la explosión de colores.

Reto 60 experimentos científicos día #4 ¿Por qué flotan los icebergs?

Este experimento es muy sencillito de hacer y a mis hijos les ha impresionado mucho.

Necesitamos un vaso medidor (pequeño), agua y un congelador.

Pon 15 ml de agua en el vaso medidor y ponlo en el congelador. Comprueba cada media hora si se ha congelado.

Cuando esté congelado, comprueba las líneas de medición del vaso. Inicialmente añadiste agua hasta los 15 ml. ¿qué cantidad de agua tienes ahora? ¿Más o menos agua?

Ahora, déjalo descongelar a temperatura ambiente. ¿Qué medida marca ahora el agua? ¿Volvió a los 15 ml?

El agua es uno de los pocos líquidos que se expande cuando se congela. Cuando pasa al estado sólido, las moléculas de agua se vuelven estados sólidos, mayores, creando más espacio entre ellos y, consecuentemente, aumentando el volumen.

Los icebergs flotan porque la densidad del agua en estado sólido es menor a la del agua en estado líquido. El agua tiene mayor densidad a 4ºC, esto es por que a esa temperatura los puentes de hidrógeno del agua se acomodan de tal forma que minimizan la distancia haciendo que la misma masa de agua tenga un menor volumen. En el mar, los Iceberg tienen un poder de flotación aún mejor por que estos solo estan compuestos de agua (sin sal) y el agua por la cual flotan tiene sal, lo que le hace aumentar su densidad.

Pegatinas mágicas

Hace poco descubrí Happy Pipi, unas pegatinas mágicas que tenía que compartir en el blog. Nos han ido genial para terminar con esos pipís que se escapaban alguna que otra noche en la cama. Se trata de unas pegatinas que colocas en el WC (o en el orinal), ayuda a que el niño se concentre, apunte y descubra un dibujito. Cada pegatina dura unos 1000 usos, y está siempre como nueva. Nosotros tenemos un pez que aparece dentro de una pecera. Le recordábamos que podíamos darle las buenas noches al pececito y así siempre hacíamos un pipí antes de ir a dormir.

Me he dado cuenta que estas pegatinas también pueden ayudar en el momento de abandonar el pañal, para motivar al niño a utilizar el orinal o el WC y también para evitar salpicaduras (existe la versión para adultos :-D). Es un método eficaz, comprobado, que no se basa en castigos, ni amenazas, ni gritos… si no que además ayuda a incrementar la autoestima del niño que sabe hacerlo bien y descubre un dibujito. ¿Qué conseguimos con estas pegatinas? Pues higiene, diversión, educación (para dejar el pañal y para utilizar el WC correctamente en niños más mayorcitos) y ahorro (ahorro en pañales, en tiempo limpiando y en productos de limpieza).

 

¿No sería ideal encontrar las pegatinas mágicas en muchos WC públicos?

Si os interesa adquirir estas pegatinas, aquí os dejo enlace a su tienda online.

¿Tan sólo dijiste que “no”?

Hace poco, en una conversación con una amiga maestra surgió un tema que me pareció interesante. En los últimos años ha notado que muchos padres buscan ser amigos de sus hijos en lugar de la figura de la autoridad, buscan gustar a sus hijos. Ser coleguita del niño ese más importante que la disciplina, y eso se refleja en la escuela y en el parque. Ejemplos:

  • Una niña fue al cole en sandalias en invierno. Cuando la maestra se lo dijo a la madre la respuesta fue “pero es que no quería ponerse los zapatos. ¿Qué hago?”
  • Un niño tiró arena a la cara a otro niño. La maestra lo comentó con la madre y la respuesta fue ” ya… es que le encanta tirar arena…”
  • Y muchas veces, a las quejas de los profesores o de otros adultos, los padres responden “díselo tú.” ¿Cómo? ¿Perdona? ¿Quién es el padre/madre? ¿Quién tiene la responsabilidad de educar a los hijos?

¿Qué está pasando? ¿Los padres de hoy en día son cada vez más blandos y cada vez cuesta más decir la temida palabra “no”? Si es así, ¿cómo está afectando esto en el comportamiento de nuestros hijos, en el comportamiento con otros niños y con los profesores?

Esto es sólo una opinión personal, me gustaría saber si vosotras también habéis observado esto. No estoy a favor de la vieja escuela donde la disciplina se imponía a base de golpes de regla; pero creo que tiene que existir ese punto intermedio donde los hijos no ven a sus padres como iguales y que sepan hasta dónde pueden llegar.

Justamente hace un par de días tuve una gran pataleta con mi hijo pequeño porque le dije que no a un bocadillo de Nocilla y no se lo tomó muy bien. Pero ¿si no lo entiende con 3 años, lo entenderá con 14? Cuándo sea adolescente ¿tendremos pataletas por un bocata de Nocilla?

La receta de la semana: Tarta de manzana

to spend a special day
Os animo a hacer esta sencillísima y deliciosa tarta de manzana. La hice este fin de semana para llevar como postre a casa de unos amigos ¡y nos la terminamos entre cuatro en un pis pás!Es ligera, ideal como postre o merienda.
Ingredientes:
1 rollo de masa brisa con levadura
1 huevo batido
2 ó 3 manzanas golden
Mantequilla
Azúcar
3 hojas de gelatina neutra
1/4 l. de agua

Preparación:
Extiende la masa y córtala en forma rectangular. Pincha en el centro con un tenedor.
Pela y descorazona las manzanas y córtalas en rodajas finas. Coloca en el centro.
Pon pequeñas porciones de mantequilla entre las rodajas de manzana y echa algo de azúcar por encima.
Pinta los bordes con el huevo batido.
Hornea durante 20-25 minutos en horno precalentado a 180º.
Mientras tanto prepara la gelatina neutra como indica en el envase. Yo puse 3 hojas a remojo en un plato con agua fría durante 10 minutos y calenté 1/4 l. de agua. Escurrí la gelatina y la eché en el agua caliente y removí hasta la completa disolución (unos 5 minutos).
Cuando la gelatina esté templada y empiece a espesar, verter por encima de las manzanas.

#quieroserembajador de Bugaboo

#quieroserembajador #atodocolor de la nueva propuesta de Bugaboo que se está llevando a cabo a través de @madresfera. En @MINIBU he creado este moodboard a través de Canva, una herramienta genial a la hora de realizar diseños gráficos para redes sociales.

50

 

Me gusta Bugaboo Buffalo porque es un cochecito todoterreno, ideal para padres y bebés aventureros. Me he inspirado en un día de playa, aprovechando el precioso día que tenemos por aquí. Me imagino en un paseo por la playa, escuchando el sonido de las olas, con un cochecito Bugaboo y disfrutando de la máxima suavidad para el bebé. Un cochecito ideal para la playa, la montaña y la ciudad.

Podeís seguir a Bugaboo y su nueva propuesta de colores en su perfil de Facebook.