La receta de la semana: Pastel con buttercream de vainilla

Pastel

Como ya os comenté, Ariadna se aficionó este verano a una revista francesa de Hello Kitty. En la revista, Mimi, la hermana gemela de Kitty, llevaba un pastel blanco con fresitas encima. Y la máxima ilusión de Ariadna era tener ese pastel el día de su cumpleaños… Ah! Y tenía que ser de vainilla.

Primero pensé en hacerlo de fondant, pero el fondant es muy dulce y pierde el sabor de vainilla. Y al final opté por hacer un buttercream de vainilla. Como ahora no es tiempo de fresas, lo decoré con besitos rosas de chuches. Así, el pastel también era blanco y rosa, como todo en la fiesta.

El pastel por fuera es blanco, pero por dentro es un bizcocho de 2 pisos, relleno de buttercream y el bizcocho tiene confetti de colores, que es muy llamativo para pequeños y adultos. le da un toque festivo que me encanta. he probado varias marcas y siempre se deshacen en la masa, pero esta vez los compré en María Lunarillos y quedaron perfectos.

Primero hice 2 bizcochos de 25 cm. de diámetro.

Ingredientes:

3 huevos

200 gr. azúcar

200 ml. de nata para montar

150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

250 gr. de harina

1 sobre de levadura química (16 gr)

1 pizca de sal

1 bote de confeti de azúcar, yo compré éstos

Para el buttercream:

100 gr. de azúcar glass

30 ml. de agua

2 claras de huevo

300 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

1 cucharada de extracto de vainilla

Para decorar:

26 besitos rosa de chuches

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol batimos los huevos con el azúcar con las varillas eléctricas hasta que blanqueen. Añadimos la mantequilla y la nata y mezclamos.

Agregamos la harina, la sal y la levadura y mezclamos con una cuchara de madera hasta que quede una masa bien integrada.

Incorporamos el confetti y mezclamos.

Dividimos la masa entre los dos moldes, repartimos bien con la espátula, porque es una masa muy espesa, y horneamos de 25 a 30  minutos a 150ºC.

Esperamos a que enfríen antes de desmoldar.

Para que quede mejor el pastel, si es necesario se deben nivelar los dos bizcochos; es decir, se corta la parte de arriba más abultada. Para que esto salga bien es mejor esperar un día a que el pastel quede bien asentado. A mí no me subió mucho y no necesité nivelarlos.

 

Para hacer el buttercream:

Ponemos en el fuego el azúcar con el agua. Cuando hierva, dejamos unos segundos y retiramos del fuego.

En un bol batimos las claras a punto de nieve, cuando empiecen a levantar vertemos el almíbar poquito a poquito., hasta obtener un merengue firme y brillante. Este tipo de merengue se llama merengue italiano.

Metemos esta mezcla en la nevera.

En otro bol aparte, batimos la mantequilla al menos 10 minutos, anadimos el merengue y el extracto de vainilla, y batimos a gran velocidad hasta obtener una crema fina y esponjosa..

Ya podemos montar la tarta.

Coloqué uno de los bizcochos encima de una base giratoria. Yo tengo una grande de madera que compré en Ikea. Puse una buena cantidad de buttercream y la repartí por toda la base, sin importar que sobresalga. Puse el otro bizcocho encima, añadí más buttercream. Le puse un papel de cocina encima y le di la vuelta al pastel.  Podéis seguir este tutorial de alma Obregón, que os lo explica mucho mejor que yo.

Lo guardé un par de horas en la nevera para que la mantequilla enfriase un poco, aunque no es necesario.

Antes de servir coloqué una vela de Hello Kitty en el centro y besitos rosas de chuche alrededor.

 

Hice el bizcocho un viernes por la tarde y cometí el error de meterlo en la nevera hasta el domingo, que es cuando hice el butttercream. El bizcocho se reseca muchísimo en la nevera y cuando los saqué parecían dos piedras. Pero gracias a Elena Montesinos salvé el bizcocho. Ella me aconsejó bañarlo con un merengue de vainilla.

Hice el merengue  de la siguiente manera: Puse al fuego 100 mg. de azúcar glass con 30 ml. de agua y una cucharada de vainilla. Removiendo sin parar hasta que empezó a hervir, dejé unos segundos y retiré del fuego. Inmediatamente pinché los bizcochos varias veces con un palillo y vertí directamente el almíbar aún caliente por encima. en unos pocos minutos, el bizcocho quedaba húmedo y esponjoso y con un sabor y aroma a vainilla realmente exquisito.

Es un pastel sin trucos, sencillito de hacer y de apariencia espectacular. Ideal para las fiestas de niñas, en tonos blancos y rosas. Puedes cambiar las chuches por tus favoritas e incluso añadir colorante al buttercream para darle otro aire al pastel.

Anuncios

La receta de la semana: Bizcocho de las Carmelitas Descalzas de Sevilla

Hace un tiempo probé este delicioso bizcocho cuya peculiaridad es estar hecho a partir de masa madre y está hecho siguiendo la forma tradicional, sin usar batidora ni nevera. Tenía mucha curiosidad para hacerlo, pero hacer la masa madre desde cero me parecía imposible. Así que no pude resistirme a la tentación y acepté encantada cuando Elena nos ofreció masa madre. No veo mucha diferencia de sabor con el resto de bizcochos, pero sí en textura. Es muy esponjoso y dura más tiempo; bueno no sé si dura más tiempo (aunque hace la pinta) porque cualquier pastel que hago en casa dura horas…. tengo un marido y unos hijos muy agradecidos en ese aspecto.

Bizcocho de las Carmelitas Descalzas de Sevilla

Y aquí os paso la receta:

La tradición dice que la masa madre te  la tienen que dar y empezar la elaboración en jueves para que el bizcocho esté listo el sábado de la siguiente semana.

JUEVES: Se vierte el contenido entregado en un recipiente mayor y se añade un vaso de azúcar y otro de harina (No se mezcla)

VIERNES: se mezcla con una cuchara

SÁBADO: No se toca

DOMINGO: No se toca

LUNES: Se añade un vaso de azúcar, otro de leche y otro de harina. No se mezcla.

MARTES: Se mezcla todo bien con una cuchara

MIÉRCOLES: No se toca

JUEVES: No se toca

VIERNES: No se toca

SÁBADO: Se apartan 3 vasos de la masa madre obtenida que se entregan a 3 personas a las que desees suerte y salud (opcional).

Al resto de la masa madre se añade:

2 vasos de harina

1 vaso o 1/2 vaso de azúcar

1 vaso de aceite (de girasol o de oliva)

1 vaso de leche

1 vaso de nueces o almendras (opcional)

1 vasos de pasas sin hueso enharinadas previamente (opcional)

1 sobre de levadura

2 huevos enteros

1 manzana troceada (opcional)

1 pizca de sal

1 pizca de canela

1 pizca de vainilla

1 ralladura de naranja (opcional)

Se mezcla todo con una cuchara y se mete al horno a 180ºC durante 40-45 minutos.

En mi cocina hace mucho calor y la masa madre ha crecido espectacularmente bien. ha triplicado su tamaño y se han formado unas burbujas, como si la masa estuviera hirviendo. Creo que esto ha sido positivo para el resultado final.

Tarta princesa con bizcocho Funfetti

Muñeca pastel

Estoy practicando con fondant para un pastel que voy a hacer para el jueves… y acabo de hacer esta maravilla de pastel. Le faltarían los detalles (decoraciones de azúcar, aplicaciones bonitas de buttercream hechas con la manga pastelera… o haber trabajado un poquito más algunos detalles con la fondant) Estos detalles se notan en el final del vestido, que está cortado ” a saco”con un cuchillo para fondant, y tamibén el corpiño de la muñeca, que está envuelto como si fuera una toalla!!

A pesar de todo, el pastel es espectacular. La foto no me ha quedado muy bien, está hecha sin luz natural y en las peores condiciones… no le hace justicia.

Para hacer este pastel necesitas el kit para vestidos de princesas Wilton. Haces el bizcocho que más te guste dentro del molde del kit. Debes dejarlo enfriar para cubrirlo con la buttercream que hayas elegido y después decorarlo con la fondant. Ahí me he quedado yo, pero lo ideal, repito, sería hacer más detallitos, crear un vestido bien bonito para que la princesa luzca bien guapa.

El bizcocho que he hecho lo he llamado Funfetti.

Ingredientes:

100 gr. de mantequilla blanda

400 gr. de azúcar

250 ml. de leche

1/2 cucharadita de vainilla

500 gr. de harina

1 cucharada de levadura

1 pizca de sal

2 claras de huevo

1 bote de confetti de azúcar (120 gr. aproximadamente)

Primero precalienta el horno a 180ºC.

Bate la mantequilla y el azúcar hasta que esté pálido y cremoso, más o menos 5 minutos.

Añade la leche y la vainilla, mezcla hasta que quede suave y reserva.

En otro bol mezcla la harina, la levadura, la sal. Añade la mezcla de ingredientes líquidos. Mezcla bien.

Añade las claras y mezcla bien con la batidora hasta que se integre bien.

Añade el confetti y mézclalo bien con la cuchara.

Viértelo en el molde del kit y hornéalo unos 35 minutos, o hasta que el bizcocho esté hecho.

Dejalo enfriar 10 minutos. Con cuidado saca el tubito que hay en el centro del molde. Cuando esté frío puedes desmoldar con cuidado de que no se rompa.

Déjalo enfriar una hora antes de cubrirlo con buttercream.

Lo he hecho para hacer pruebas y la verdad es que tampoco lo he trabajado mucho. No he hecho una buttercream, si no que lo recubierto con dulce de leche!!

He estirado bien 200 gr. de fondant rosa y he cubierto el pastel. Con un cuchillo para fondant he cortado el borde sobrante y lo he utilizado para “vestir” a la muñeca. He clavado la muñeca en el agujero que ha dejado el tubito que viene con el kit.

Ha sido muy fácil y rapidito de hacer, pero insisto en que esto sería el primer paso para crear la princesa. Faltan los detalles para que se trate de un pastel perfecto. De todos modos, a mi hija le ha encantado y no ha parado de hacerse fotos con la muñeca.

Pastel de chocolate y confetti

Hoy hemos celebrado el cumpleaños de Edgar en casa. He hecho un delicioso pastel de chocolate con ganache y confetti de azúcar… ¡para chuparse los dedos!

Pastel de chocolate y ganache

BIZCOCHO

Ingredientes:

1 1/4 taza de harina

1 1/4 taza de cacao en polvo sin azúcar

1 1/2 cucharaditas de levadura química

1/2 cucharadita de bicarbonato

3/4 cucharadita de sal Kosher

2 onzas de chocolate de 70% cacao

1 taza de agua hirviendo

1 taza de nata para montar

1/2 cucharadita de extracto de vainilla

2 huevos grandes a temperatura ambiente

1/2 taza de aceite vegetal

2 1/4 tazas de azúcar

Preparación

Enmantequilla el molde donde vas a cocer la tarta y espolvoréalo con cacao en polvo. Quita el exceso de cacao. Yo utilicé una bandeja bastante grande, de 30×40 cm.

Precalienta el horno a 180ªC.

Tamiza en un bol la harina, el cacao en polvo, la levadura, el bicarbonato y la sal y reserva a un lado.

Pon el chocolate en un bol que resista altas temperaturas y échale el agua hirviendo. Bate bien con un tenedor hasta que el chocolate se derrita. Déjalo enfriar durante unos 15 minutos.

En otro bol, mezcla la nata y la vainilla. Reserva.

En otro bol, bate los huevos a alta velocidad, hasta que estén muy espumosos, unos 2 minutos. Reduce la velocidad al mínimo y poco a  poco vierte el aceite, batiendo hasta que esté completamente incorporado, unos 30 segundos.  Aumenta la velocidad al máximo y bate 30 segundos más.

Con la velocidad más baja, añade poco a poco la mezcla de chocolate en la mezcla de los huevos. Añade la nata lentamente. Añade el azúcar y sigue batiendo hasta que la masa quede suave y líquida, unos 2 minutos.

Añade los ingredientes “secos” a la mezcla de los huevos y mezcla hasta que estén bien incorporados. Ponlo en el molde y hornea unos 45-50 minutos.

Sácalo del horno y déjalo enfriar 20 minutos. Ahora ya puedes pasar un cuchillo por los bordes y darle la vuelta. Yo no tenía una bandeja de este tamaño y he decidido dejarlo en este molde plateado.

Una vez frío, lo he envuelto en papel film y lo he dejado un día en la nevera. al día siguiente le puse el ganache por encima y espolvorée confetti de azúcar y anisetes de colores.

GANACHE

Hago ganache para multitud de postres… y estoy muy contenta con el resultado. Con esta receta obtendréis un ganache brillante y aterciopelado, exquisito.

Ingredientes:

10 onzas de chocolate 62% cacao

2/3 taza de azúcar glass

3/4 taza y 1 cucharada de nata para montar

2 yemas de huevo

3 cucharadas de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Preparación:

Combina el chocolate y el azúcar en un bol que resista altas temperaturas.

En un cazo, calienta la nata hasta que esté a punto de hervir. Vierte la nata sobre el chocolate y mezcla hasta que el azúcar se disuelva. Ponlo al baño maría. Caléntalo y mézclalo hasta que se derrita totalmente. Retira el cazo del fuego.

Bate las yemas en un bol pequeño que resista altas temperaturas. Vierte una media taza del chocolate derretido sin parar de batir las yemas, para atemperarlas. Vierte la mezcla atemperada en el cazo de chocolate y mezcla hasta que quede bien integrado. Añade la mantequilla y bate hasta que quede suave. Ya está listo. Úsalo inmediatamente o guárdalo en un recipiente hermético y guárdalo en la nevera hasta 2 semanas. El ganache no se congela bien. Yo lo hice el día previo a decorar la tarta. Así sólo tuve que calentarlo al baño maría en el momento justo antes de decorar el pastel.

Como veis, utilicé confetti de azúcar para decorar el pastel de Edgar.

La receta de la semana: Pà de pessic de Vic

Uno de los bizcochos más finos y buenos que encontramos en Cataluña es el pà de pessic de Vic. Lo hice recientemente para el cumple de Ariadna y lo cubrí con el buttercream rosa que os enseñé aquí. A pesar de un poco tarde, por fin os paso la receta para que disfrutéis haciéndola en casa.

Ingredientes:

6 huevos

125 gr. de azúcar fino

125 gr. de harina

1 cucharadita de levadura en polvo

 

Indicaciones:

Se separan las yemas de las claras.

En un bol, mezclamos las yemas con el azúcar hasta que toman una consistencia como de mantequilla y parece que hayan doblado su volumen. Esto puede durar unos 10 minutos.

A continuación se echa la harina y la levadura, tamizándolos, y se mezcla bien. Queda una masa muy espesa.

Montamos las claras a punto de nieve y las vertemos a la mezcla anterior.

Lo ponemos todo en una bandeja forrada de unos 20 cm durante 17 minutos en el horno a 170ºC.