Reto 60 experimentos científicos día #36: La mejor salsa para ensaladas

Realiza este experimento antes de una comida que tenga ensalada. Esta receta-experimento es ideal para que los niños ayuden en la cocina, haciendo cosas que están al alcance de lo que ellos son capaces de hacer.

Necesitarás aceite, vinagre, sal, pimienta y un frasco con tapa.

Añade 4 cucharada de aceite y 2 cucharadas de vinagre al frasco. Echa UNA PIZCA de sal y UNA PIZCA de pimienta al frasco.

Coloca la tapa en el frasco y agítalo bien.  ¡Tu mejor salsa para ensaladas está lista!

Si te fijas, el vinagre y el aceite se mezclan sólo lo que pueden, por eso puedes observar burbujas de aceite en el vinagre. Deja en reposo y observa si los ingredientes se separan por completo.  Cuando quieras utilizar la salsa, vuelve a agitar.

Sugerencia: Añade hierbas aromáticas a tu salsa, le da ese toque especial de lo que está cocinado con conciencia 😉

Reto 60 experimentos científicos día #35: La aguja que flota

Material para este experimento:

Tazón de desayuno

Agua

Servilleta

Aguja de coser

Papel de aluminio

Coge un tazón de cereales y llénalo con agua hasta 3/4 de su capacidad.

Recorta un pequeño cuadrado de papel de aluminio y colócalo sobre el agua cuidadosamente. El papel debe quedar flotando.

Ahora coloca la aguja sobre el papel, intentando que no se hunda.

Como regla general, una aguja de metal siempre se irá al fondo. ¿Por qué la aguja flota? Flota porque está sobre el papel, que flota apoyado en la tensión superficial del agua.

 

Reto 60 experimentos científicos día #34: Bombones de chocolate (y fresas)

Otro delicioso receta-experimento que os encantará hacer. Para hacer estos bombones básicos y deliciosos necesitas:

50 g de chocolate negro y aceite. Fresas de manera opcional, si quieres hacerlos rellenos.

Derrite el chocolate al baño maría. Cuando esté completamente derretido, añade una cucharada sopera de aceite y mezcla.

Coge una cubitera de silicona o un molde para bombones y divide la mezcla en los distintos agujeros.  Puedes hacerlo con ayuda de un biberón de repostería para no ensuciarlo todo.  También puedes colocar una fresa dentro de cada agujerito, para que quede envuelta con el chocolate… como han hecho en Begin Vegan Begun. Coloca la cubitera en la nevera en el frigorífico durante varias horas hasta que solidifique. ¡Ya tienes tus bombones listos!

Bombones veganos de fresa y chocolate

Reto 60 experimentos científicos día #33: Suspiros

¡Este experimento – receta está delicioso!

La clara de huevo contiene una proteína que se llama albúmina. Cuando batimos las claras, las llenamos de burbujas de aire, produciendo una especie de espuma. A esto se le llama “claras a punto de nieve”. Cuando la colocas en el horno, esta espuma solidifica y forma estos suspiros.

Para hacer este experimento-receta necesitas:

1 huevo y azúcar

Cubre el fondo de una bandeja de horno con papel vegetal y precalienta el horno a 110ºC.

Separa la yema de la clara del huevo. Puedes utilizar un separador de huevos si esto te resulta difícil. Y pon la clara en un bol.

Coge un batidor (eléctrico o manual) y bate bien las claras hasta que dejen de estar líquidas y ganen volumen y textura (hasta que queden espesas). Ve adicionando 4 cucharadas de azúcar y mezcla lentamente.

Cuando estén a punto de nieve, coge 2 cucharas de soperas. Con una, coge la mezcla del bol. Con la otra, retira la mezcla de la primera cuchara y ponla encima de la bandeja. Deja espacio entre los suspiros ya que van a crecer dentro del horno.

Cuando hayas terminado, pon la bandeja en el horno durante 45 minutos.

Servir fríos.

Reto 60 experimentos científicos día #32: ¿Soluble o insoluble?

Para nuestro experimento de hoy necesitamos 2 vasos, agua, azúcar y arroz.

Llena dos vasos con agua hasta 2/3 de su capacidad. En uno añade 2 cucharadas de azúcar y mézclalo. ¿Desaparece el azúcar?

Poco a poco continua añadiendo azúcar hasta que veas que no es posible disolver más (cuando comienza a depositarse en el fondo del vaso).

En el otro vaso añade 2 cucharadas de arroz y mezcla. ¿Desapareció el arroz?

Cuando añades azúcar el agua, éste se disuelve en ella. En química, el agua se llama disolvente y el azúcar es el soluto. Sin embargo, al continuar añadiendo más azúcar, va a llegar un punto en el que no se disuelve más en el agua.

Cuando este ocurre, se ha alcanzado el punto de saturación del disolvente, es decir, el agua está saturada y ya no es posible disolver más soluto (azúcar). Al contrario de lo que ocurre con el azúcar, el arroz no es un soluto, ya que no consigue disolverse en el agua, permaneciendo con su forma original.

Reto 60 experimentos científicos día #31: La lupa de agua

Para hacer este experimento necesitamos una hoja de periódico, una pipeta, agua y un vaso.

Añade un poco de agua al vaso y llena la pipeta de agua. Con cuidado, añade sólo 1 gota sobre el papel. Observa el texto que se encuentra debajo de  la gota con el texto que se encuentra alrededor.
¿Por qué el agua tiene este efecto lupa? Esto ocurre porque la gota de agua no es plana, aparece curvada como una lente de gafas. Una lente funciona curvando la luz que se refleja en un objeto, agrandando lo que ves.

Cuanto más pequeña sea la gota, mayor curvatura, y mejor funciona este efecto.

Reto 60 experimentos científicos día #30: El movimiento del agua

Éste es un experimento de observación. Sólo tienes que preparar un vaso alto transparente y llenarlo de agua. A un lado del vaso echa un poco de colorante en polvo rojo y en el otro lado colorante amarillo.

No muevas el vaso ¡No lo toques! El agua debe estar parada para que puedas observar cómo se mezcla el colorante con el agua. Observa qué pasa hasta que el colorante esté disuelto en el agua, coloreándola por completo.

 

Reto 60 experimentos científicos día #29: La pimienta que corre sobre el agua

Para hacer nuestro experimento #29 necesitamos pimienta en polvo, agua y lavavajillas.

Coloca un poco de agua en un plato hondo y espera a que el agua esté muy, muy quieta. Con cuida, echa una pequeña cantidad de pimienta sobre el agua. Sobre todo, ten cuidado con no mover el agua. Verás que la pimienta queda flotando sobre el agua. Esto es así gracias a una especia de “piel” que crea el agua en sus superficie. Esta piel se crea por una propiedad química que tienen los líquidos -la tensión superficial.

Ahora echa una gota de lavavajillas en el centro del plato.

El jabón rompe la tensión superficial y hace que los granos de pimienta se muevan.

20150827_105456

Reto 60 experimentos científicos día #28: Pegamento de leche

Para hacer nuestro pegamento de leche necesitamos: leche, vinagre, bicarbonato sódico,  filtro de café, embudo y vasos.

Llena 3/4 del vaso de leche. Añade vinagre hasta que el vaso esté completamente lleno.  Con cuidado, mezcla con ayuda de una cuchara.

Continúa removiendo hasta que obtengas suero de leche (encima) y proteína (abajo).

Coloca el papel de filtro en el otro vaso. Y filtra la solución con cuidado durante unos 10 minutos.  La proteína quedará retenida en el filtro. Con una cuchara retira la proteína del filtro y colócala en un vaso limpio. Añade un poco de bicarbonato sódico a la proteína y mueve muy bien hasta que no queden burbujas de aire.

Tu pegamento ya está listo para usarse 🙂

El pegamento debe ser utilizado después de su producción y, después de ser utilizado, dejarlo secar muy bien.

La caseína es la principal proteína de la leche. Esta proteína es bastante soluble en agua, pero su solubilidad se ve afectada cuando añadimos ácido (vinagre), alterando su estructura y provocando su precipitación.

Cuando la proteína precipita, obtenemos dos fases de leche: el suero (la parte más líquida) y el precipitado (proteína en el fondo del vaso). Cuando añadimos el bicarbonato, reacciona con los restos de vinagre, provocando la liberación de dióxido de carbono que, además, elimina los restos de vinagre. La reacción entre el bicarbonato y la caseína lleva a la producción de esta “sal de sodio” con propiedades adhesivas.

Reto 60 experimentos científicos día #27: Separar el agua de la sal

Este experimento es la continuación del experimento anterior “separar la arena del agua”.

Necesitamos sal de cocina, agua, un plato, un vaso, una cartulina negra, un pincel -y un vaso de medición.

Añade 25ml de sal (utiliza el vaso de medición) en un vaso. Después añade agua caliente del grifo hasta llegar a 3/4 de la capacidad del vaso. Disuelve la sal en el agua removiendo con una cucharilla.

Cuando la sal esté completamente disuelta añade un poco de esta mezcla a un plato.  Y coloca el plato en una ventana donde le dé el sol.  A medida que la temperatura va aumentando, debido a la exposición directa a la luz solar, el agua se ve evaporando y obtendrás unos cristales de sal en el plato.

Remueve otra vez el vaso con la mezcla de sal y agua. Coge un trozo de cartulina negra. Moja el pincel en el agua y escribe algo en la cartulina, puede ser tu nombre, por ejemplo… Cada vez que escribas una letra, moja bien el pincel en el agua.

Después deja la cartulina al sol (o en un radiador) y déjala reposar hasta que el agua se evapore por completo. Cuando termine de evaporarse el agua, obtendrás tu mensaje de cristales de sal visible en la cartulina negra.

La sal se disuelve en el agua porque es un soluto; es decir, la sal se une a las moléculas del agua. Pero cuando el agua se evapora con el calor, sólo quedan las moléculas de sal en el plato y en papel, agrupándose en cristales.