DIY Un molinillo de viento en una pinza de madera

Tan bonitos que te dejarán sin aliento… Corta cuadrados de 12 cm de diferentes papeles estampados y de colores. Pégalos por la parte posterior y déjalos secar.

Dibuja líneas diagonales de esquina a esquina, corta unos 7 cm de cada línea y monta el molinillo como ya os expliqué aquí (también puse un patrón por si os resulta más fácil). Pega las puntas en el centro y fíjalo con una aguja de cabeza en una pinza para la ropa!!

Así vuestro molinillo de viento puede acompañaros siempre en vuestras bicicletas, sillitas de paseo, carritos… a los peques les encanta y a las mamis también.

Huevos de Pascua con coronas

Una manualidad sencillita para los que tenemos hijos muy pequeños. La he visto en la revista Sweet Paul y creo que es simplemente bonita.

Tan sólo tenéis que imprimir la plantilla (o hacerla vosotras mismas si sois medianamente mañosas), fijarla con pegamento o celo y colocarla encima del típico huevo duro de Pascua. Acaba de darle vida al huevo pintando una carita graciosa y ya está. Si tienes pensado comer el huevo, os recomiendo que lo hagas con rotulador de colorante alimenticio, los que se usan para decorar galletas y cupcakes. ¡Me  parece monísimo el detalle del pompón como colita del conejito de Pascua!  ¡No debe faltar!

La plantilla:

Bolas de Navidad

Una manualidad que me encanta y que es súper tierna son las Bolas de Navidad. Son muy fáciles de hacer y a todos los niños les encantan.

Hay dos tipos: CON AGUA y SIN AGUA. Os explico cómo hacerlas paso a paso.

BOLAS DE NAVIDAD SIN AGUA

Estas bolas son del blog Tidy Mom

Es una manualidad realmente sencilla de hacer y no necesitas buscar botes herméticos ni figuritas que resistan al agua. En este aspecto, es más “cómoda” de hacer.

Necesitamos botes de vidrio, figuritas, superglue y nieve artificial.

1. Reutiliza o compra botes de vidrio que te gusten, (para crear una colección puede utilizar diferentes tamaños). Pinta los tapes con pintura plateada o dorada si no quieres que se vean las marcas o si no te gusta el color que tienen.

2. Pega la figurita en la tapa.

3. Pon nieve artificial en el bote.

4. Cierra el bote (cuando la figurita esté bien pegada) y… que empiece a nevar!!!!

Para más inspiración, mirad qué bonitos éstos de los blogs A Beautiful Journey y Sweet Tidings:

Me encantan estos botes estilo vintage
El detalle del musgo y pequeños objetos reciclados son ideales para esta manualidad

BOLAS DE NAVIDAD CON AGUA

Imagen de My Crafty Mom

Es igual de fácil que la anterior, pero necesitas buscar botes que sean herméticos y figuritas que resistan al agua.

Necesitamos: botes, figuritas, superglue, agua, glicerina líquida (en farmacias) y brillantina.

1. Al igual que en la manualiad anterior, puedes pintar el tape de los botes para darles el tono deseado.

2. Pega la figurita al tape.

3. Añade agua al bote con unas gotitas de glicerina, esto hará que la velocidad de “caída” de la nieve se ralentice.

4. Añade la brillantina.

5. Cierra el bote, dale la vuelta y… que empiece a nevar!!!

Mirad qué bonitos éstos de Well-Worn:

Diferentes botes y decoraciones que embellecen nuestro hogar todo el año.