Va de libros… y niños y niñas a quienes no les gusta leer

A mi hijo no le gusta leerLeer es importante, pero tú ya sabes eso y por eso estás leyendo este post. ¿Qué puedes hacer si a tu hijo o hija no le gusta leer? ¿qué pasa cuándo se pone a llorar y se enfada contigo cuando quieres disfrutar de una lectura conjunta o le recomiendas que lea un ratito? Os paso unos cuantos truquillos que os pueden ayudar.  Y tened esto en mente:

NO EXISTEN NIÑOS QUE ODIEN LEER.

HAY NIÑOS A QUIENES LES ENCANTA LEER Y HAY NIÑOS QUE NO ESTÁN LEYENDO LOS LIBROS ADECUADOS.

Qué hacer si a tu hijo no le gusta leer:

  1. Hazle cosquillas. Por cada página que lea en voz alta él solito, tendrá una sesión de cosquillas. Pueden ser  muy productivos…
  2. Visita la biblioteca una vez al mes. Haz que pueda sacarse su propio carnet. Él escogerá el libro que quiera, sin juicios ni sugerencias. Y deja que lo lea cuándo y dónde él quiera. Total libertad.
  3. Que te vean leer – revistas, libros, artículos… – lee delante de ellos.
  4. Celebrad una “fiesta de lectura nocturna”. Ese día se deja todo y todos leemos: por turnos, de pie, acostado, de dos en dos… no importa mientras participe toda la familia.
  5. Deja que se vayan a dormir un poco más tarde, pero sólo si están leyendo. A mi hija de 7 años le encanta leer y ella puede quedarse despierta media hora más que su hermano mientras lee un libro.
  6. Para los que empiezan a leer, es muy útil tener etiquetadas cosas por la casa.
  7. Lee libros a tus hijos, y después deja que ellos te los lean a ti. Esto ayuda a su comprensión, fluidez y reconocimiento de las palabras.
  8. No corrijas todos los fallos que haga… o bajarás su confianza y su fluidez. Al terminar de leer la frase se dará cuenta de que algo no encaja.
  9. Si tu hijo falla más de una palabra por frase es porque el libro es muy difícil para él. Prueba con otro.
  10. Hazle una revisión de la vista. Algunos niños no quieren leer porque tienen algún tipo de problema.
  11. Prueba leer en equipo. Cuando mi hija empezaba a leer, leíamos una página cada una y eso le motivaba mucho.
  12. Escribíos cartas. Los primos y los abuelos también pueden participar. Recibir una carta y leerla es una gran motivación para los nuevos lectores.
  13. Deja que haga  una lista de los libros que lee y dale una recompensa cuando haya leído unos cuantos.
  14. Está bien que lean en silencio porque se cansan menos, pero es importante que lean en voz alta para asegurarte de que no fallan en demasiadas palabras y que saben parar adecuamente en los puntos y las comas.
  15. Fíjate qué tipo de libros le gustan más y céntrate en ofrecerle esos. A medida que el gusto por la lectura vaya creciendo ya podrás ir refinando el tipo de libros que lee.

 

Anuncios

Libros personalizados Fabuloos Dreams

Uno de los regalos que más les gusta a los niños son los libros personalizados. Hemos tenido la suerte de que Georgina de Fabuloos Dreams nos regalara uno para Ariadna. Ha sido el regalo más bonito que le han hecho nunca. ¡¡Muchísimas gracias Georgina!!

El globo rojo

 

Primero de todo, ni os imagináis la carita de ilusión al leer su nombre en la portada. Eso ya la entusiasmó porque hay pocos cuentos en los que la protagonista se llame Ariadna como ella. Pero cuando se dio cuenta de que era ella misma, con gafas de aviadora, planeando por la portada del libro… se le escaparon las lágrimas de emoción.

Fabuloos Dreams son libros verdaderamente bonitos. El papel es de muy buena calidad, con un tacto exquisito. La encuadernación en espiral hace que sea más fácil para ellos leer el libro. El diseño y los colores no pueden ser más vivos y bonitos, cuentan con muchos detalles delicados y bonitos, como topitos, florecitas, patrones… que hablan por sí solos y que nos llaman la atención.

El globo rojoEn el cuento, la mamá (o sea yo) le regala a Ariadna un globo rojo, pero ¡ay por Dios! que se le escapa de las manos. Así que Ariadna empieza una súper aventura en busca del globo rojo. Debo decir, que por pura casualidad, cada página del libro recreaba un momento especial de la vida de Ariadna y cada hoja que pasaba era pura emoción… En cada página aparece la imagen del niño o niña (y también se nombran ciertas personas que escogen al personalizar el libro) en escenas diferentes. En una página vimos el jardín de la abuela, con el mismo columpio rueda y el mismo tobogán amarillo, en la siguiente el lago con patos a los que les estuvo dando pan el verano pasado, en la otra aparece un arco-iris como el que vio hace un par de semanas a través de la ventana de casa, un gatito encima de la cama igual que uno que le tejí yo y que os enseñé aquí.

Os recomiendo muchísimo Fabuloos Dreams. Ser protagonista de tu cuento ayuda a aumentar la autoestima del niño, que se siente realmente especial. Puedes encargarlos en 4 idiomas diferentes, por lo que también es interesante para incentivar la lectura en un segundo idioma. A Ariadna le encanta verse con sus gafas de aviadora surcando el cielo, en un safari sentada al lado de un elefante, comiéndo pastel de fresa… y se lo lleva a todas partes para leerlo y releerlo. (Debo decir que esto es muy bueno cuando salimos a comer fuera porque se entretiene un ratito con un hábito tan bueno como es leer).

Tienen diferentes temáticas, libros de piratas, de princesas, de cumpleaños… cada niño es diferente y cada uno tiene sus preferencias, pero todos quieren ser el héroe de su propia historia.  Un libro fabuloso para regalar a cualquier niño, además de ser un detallazo inolvidable para toda la vida. Ya no puedo esperar más a comprarle otro para Edgar.