Plastidecors reciclados

¿Qué podemos hacer con todos esos trocitos de plastidecor que andan perdidos por casa? Mi hija lo tiene clarísimo: pintar las paredes!! Cuanto más pequeñitos, más fácil escondérselos a mamá y más podremos pintar. Pero las mamis del s. XXI no somos tan fáciles de vencer y también tenemos nuestras ideas originales y divertidas sobre los trocitos de plastidecor. Por ejemplo, podemos convertirlos en… tachán tachán… muñequitos de cera!!! Como estos que he visto en Lil Blue Boo:

Materiales:

Trocitos de plastidecor que cortarás con un cuchillo bien afilado (cuanto más pequeñitos los cortes, mejor).

Un molde de silicona, de los que se utilizan para hacer cubitos de hielo. Estos tienen forma de oruga, pero los venden con distintos motivos. Si no encuentras en las tiendas de tu ciudad también puedes buscar por internet, son fáciles de encontrar.

Un horno.

¿Cómo se hacen?

Con ayuda del cuchillo, corta los plastidecor en trocitos pequeñitos y ponlos en el molde, por colores para que cuando se derritan no se fundan los colores y te quede una porquería marrón. Cuantas menos mezclas, más brillantes quedarán tus muñequitos.

Ponlo en el horno a 175ºC hasta que se derrita. Tardará una media hora. No lo pongas más fuerte con la intención de acelerar el proceso para que los colores no se fundan demasiado rápido y quede marrón. En cuanto se hayan derretido completamente, sácalo del horno y déjalo enfriar dentro del molde unas 2 horas.

Los plastidecors lavables no quedan muy bien, mejor no utilizarlos. Y obviamente, la calidad del plastidecor también marcará la diferencia… los míos son todos de los chinos.

¡Ya tenemos nuestras oruguitas! ¿A que son monas?

 

Anuncios

Rosa de fieltro

Hemos hecho un bonito broche con nuestra rosa de fieltro rojo ¡Feliz día de San Jordi, del libro y la rosa!

The Very Hungry Caterpillar /La oruga hambrienta

Este es un fantástico libro del que soy una fan absoluta. Lo tengo en varios idiomas y diferentes ediciones (con un juego Memory en el centro…). Sus gráficos, y la propia historia, gustan a niños de todas las edades. Además, es ideal para contar en esta época que empieza la primavera y empezamos a ver oruguitas en los parques…

Aquí una manualidad muuuuuy sencilla para reproducir a esta oruguita que solita comió, comió, y comió, y en mariposa se convirtió. Necesitas cuentas de madera (1 roja, 1 azul y 9 de varias tonalidades de verde), cuerda/hilo (o hilo de plástico). Con plástico es más fácil para los niños pequeños que no saben pasar la cuerda por el agujerito.

Guirnalda de conejitos de papel

Una actividad súper chula que he realizado con mi hija esta Pascua es una guirnalda de conejitos que los niños pueden pintar. Después perforas las orejitas y ellos pueden pasar un hilo y colgarlo en su habitación. Está totalmente relacionado con la Pascua y a los niños les encanta!!

Para más inspiración, os muestro este kit imprimible de Hello Clementine  que me ha robado el corazón.

Y no sólo se pueden hacer guirnaldas de conejitos súper monos, mirad qué tarjetas tan chulas para felicitar las Pascuas, un cumpleaños… Añadiéndole un detallito de tela le da un toque especial encantador y personalizado. ¡Feliz Semana Santa!