DIY Un castillo de cartón

Hoy voy a compartir con vosotros cómo hacer un castillo de cartón que he encontrado en el blog de Merrilee. Fantástico juguete y súper económico. Me gustan mucho los juguetes de cartón, duran lo que tienen que durar, ni más ni menos. Son económicos, puedes hacerlos tú mismo o pueden hacerlo tus propios hijos. Mirad que castillo más bonito:

Materiales necesarios: cartón (reutiliza el de alguna caja), cinta adhesiva, washi tape, tijeras y papel (para hacer el patrón) o podéis imprimiros  éste:

Una vez cortado el patrón, pegalo con celo en el cartón y recórtalo:

Es el momento de asegurarse que los Playmobil pasan por debajo de las puertas!!! Y ahora empieza la parte divertida, decóralo por ambos lados con cinta adhesiva o con washi tape. Si escoges hacerlo todo con washi tape te recomiendo que lo pintes con témpera blanca primero. Ya puedes montarlo para que tenga esa forma 3D que tanto gusta a los peques.

Me parece que este castillo va a ser la base de inspiración de muchos otros edificios para mis dos pequeñajos.

Rosa de papel para celebrar el Día de Sant Jordi

Esta es una manualidad especial para celebrar el día de Sant Jordi. Bonitas rosas que podéis hacer con papel o fieltro. El detalle original sería hacerlo con una hoja de algún libro viejo que ya no queráis (¡cuidado! Arrancar hojas de libro para hacer rosas puede ser adictivo y contraproducente. Además quedan monísimas… os va a encantar).

DIY: Arte con rollos de papel higiénico

Para todos aquell@s eco-friendly que os gusta hacer manualidades chulas con material de reciclaje os voy a enseñar una forma de hacer arte mural espectacular. Además, es apta para niños y dejar volar la imaginación.

¿Os gusta? Está realizada con rollos de papel higiénico. Para hacerlas sólo necesitáis varios rollos, tijeras, pegamento ( o grapas) y mucha creatividad!!

Primero aplastáis los rollos para que queden planitos y luego los cortáis en 5 trozos, no es necesario que sean exactos. Tomarán esa forma de pétalo tan bonita que veis en la foto.

Ahora podéis jugar con tus pétalos y crear formas sobre una cartulina, hasta que hayáis creado la composición que más os guste y cuando la tengáis pegáis los pétalos entre sí (o podéis graparlos, lo que os resulte más fácil). Si optáis por pegarlos, sujetadlos  con pinzas para tender la ropa para que no se despeguen, como en la foto:

Una vez esté seco podéis pintarlo y también espolvorearlo con brillantina para darle un toque más desenfadado. Queda genial ¿no os parece?