Mona de última hora

Imagen

Esta receta no es para madrinas y padrinos tradicionales!! No se trata de la típica Sara que se come por Pascua en Cataluña. Pero sí es un dulce o salado (va a paladares) que se puede probar incluso repetir a lo largo del año. Si te has olvidado de comprar la Mona o simplemente si a ti te va eso de hacer tus propias tartas (como a servidora), este pretzel blandito y en forma de conejito puede sacarte de un apuro con tu ahijad@. Y si quieres pasar una tarde divertida con el/la, puede ayudarte a preparar estos conejitos tan monos!!

Ingredientes:

  • Agua
  • 1/2 taza de azúcar moreno
  • 2 sobres de levadura (preferiblemente usa levadura de panadero)
  • 1/4 taza de aceite de girasol
  • 5 3/4 tazas de harina, y un poco más para amasar
  • 2 cucharadas de bicarbonato
  • 1 huevo grande batido con 1 cucharada de agua
  • sal

Instrucciones: 

  1. En un bol grande, mezcla el azúcar con 2 tazas de agua templada hasta que se disuelva. Echa la levadura y déjalo reposar unos 5 minutos. Añade el aceite y 3 tazas de harina.  Amasa añadiendo poco a poco las 2 3/4 tazas de harina, la masa será un poco pegajosa.
  2. Pasa la masa a una superficie enharinada y amasa hasta que sea sedosa, unos 3 minutos. Si la masa es muy pegajosa, añade 1/4 de taza de harina extra y amasa un poco más. Pon la masa en un bol pintado con aceite, cubre con papel film y déjalo reposar a temperatura ambiente hasta que doble su tamaño, de 30 minutos a 1 hora.
  3. Precalienta el horno a 230°. Pon papel para hornear en 3 bandejas para horno.
  4. Pon la masa en una superficie enharinada para trabajar. Amasa un poco y coge un pellizco de masa del tamaño de una pelota de golf.  Estira este pedazo de masa hasta que sea un palo de unos 23 cm  y 1,5 cm de grosor.
  5. Ahora tienes que darle forma a la masa como se muestra en las imágenes: (no te olvides de añadir una bonita colita de conejito – con un poquito de masa)                                                
  6. Prepara el agua bicarbonatada a añadiendo2 cucharadas de bicarbonato a 2 tazas de agua caliente. Remuévelo mucho sin parar. Moja los pretzels en el agua. Sécalos con papel de cocina y ponlos en las bandejas para el horno, dejando un espacio entre ellos.
  7. Pinta los conejitos con el huevo batido y salpica con sal o déjalo tal cual y cuando lo saques del horno puedes espolvorearlo con una mezcla canela. Hornéalo hasta que quede bien marroncito, unos 10 minutos.
    Una vez horneados se pueden guardar en una bolsa de plástico de un día para otro. Caliéntalos antes de servir. son perfectos para tomar como una merienda o para el almuerzo!
    Para la mezcla de canela, por si los queréis dulces:
    Derrite unos 250 gr. de mantequilla en un plato hondo. En otro plato hondo mezcla 1 taza de azúcar con 2 cucharadas generosas de canela. Unta el pretzel en la mantequilla y luego pásalo por el plato con el azúcar. ¡Delicioso!
    La idea es del blog inspiredbyfamilymag.com ¡Fantástica!
Anuncios

Receta de la semana: Pan casero ¡diferente!

Pan casero con tomatitos, aceitunas y un toque de albahaca

Vi esta receta hace tiempo y no tardé en probarla. Es sencillo de hacer y a los niños les encanta!! Yo lo hice con mi hija de 2 años y medio y el resultado fue FABULOSO!! Lo hemos ido repitiendo y cada vez nos gusta más!! 🙂

Es ideal para presentar en cenas con amigos, es PAN CASERO pero tiene un toque que nos recuerda a la focaccia italiana… Consigue que tu mesa tenga ese toque chic y tradicional que tanto nos gusta con esta receta!!

Ingredientes:

  • 400 gr. de harina de fuerza
  • 1/2 cucharadita de té de sal
  • 3/4 cucharadita de té de azúcar
  • 1/4 cucharadita de té de levadura
  • 350 gms de agua tibia
  • Harina para espolvorear
  • 20 piezas de lo que quieras: tomate cherry, ajo, cebolleta, aceitunas…
  • 1/4 de taza de aceite de oliva aproximadamente.

Elaboración:

1. Mezcla la harina, sal, azúcar y levadura en un bol. Agrega el agua y con una cuchara de sal mezcla hasta tener una pasta húmeda y pegajosa. Cubre el bol con una tela y déjalo reposar a temperatura ambiente durante 1 hora, debe doblar su tamaño. Este proceso puede ser más largo, puede tardar hasta 24 horas si tu casa está fría.

2. Espolvorea una superficie lisa con harina y trabajar la masa encima de la harina un poco, hasta que parezca una bola aplastada. Pon encima de la masa un poco de aceite de oliva y sal.

3. Pinta con aceite de oliva un bol grande, mete la masa dentro y cubre con una tela. Deja reposar a temperatura ambiente y sin corrientes de aire unas 2 horas aproximadamente. La masa estará lista cuando doble su tamaño.

4. Preclaiente el horno a 210ºC.

5. Corta la masa en 4 partes iguales. Estira la masa de forma que de tamaño y espesor sea similiar al de una baguette y ponlos en una bandeja rectangular dejando 2 cm de separación entre pan y pan. Pon las cebolletas, los tomates, olivas, ajos… (5 piezas por cada pan).  Salpicar con un poco de aceite de oliva y sal.

6. Cocina entre 15 a 25 minutos, hasta que los bordes estén dorados, y deja enfriar en la rejilla el tiempo que sea necesario.

Os aseguro que el resultado es DELICIOSO!!