La receta de la semana: Tarta de manzana

to spend a special day
Os animo a hacer esta sencillísima y deliciosa tarta de manzana. La hice este fin de semana para llevar como postre a casa de unos amigos ¡y nos la terminamos entre cuatro en un pis pás!Es ligera, ideal como postre o merienda.
Ingredientes:
1 rollo de masa brisa con levadura
1 huevo batido
2 ó 3 manzanas golden
Mantequilla
Azúcar
3 hojas de gelatina neutra
1/4 l. de agua

Preparación:
Extiende la masa y córtala en forma rectangular. Pincha en el centro con un tenedor.
Pela y descorazona las manzanas y córtalas en rodajas finas. Coloca en el centro.
Pon pequeñas porciones de mantequilla entre las rodajas de manzana y echa algo de azúcar por encima.
Pinta los bordes con el huevo batido.
Hornea durante 20-25 minutos en horno precalentado a 180º.
Mientras tanto prepara la gelatina neutra como indica en el envase. Yo puse 3 hojas a remojo en un plato con agua fría durante 10 minutos y calenté 1/4 l. de agua. Escurrí la gelatina y la eché en el agua caliente y removí hasta la completa disolución (unos 5 minutos).
Cuando la gelatina esté templada y empiece a espesar, verter por encima de las manzanas.

La receta de la semana: Banoffee

Los británicos tienen fama de no contar con una cocina excepcional, pero ¿qué queréis que os diga? tienen unos cuantos platos que son la crème de la crème… como el pastel de plátano y dulce de leche (Banoffee), la receta viene de East Sussex (Gran Bretaña) y es, como diría Serena, para morirse.

Banoffee toma su nombre de Bananas + Toffee, que son los ingredientes principales del pastel.

Banoffee

Ingredientes:

1 paquete de galletas Digestive

125 gr. aprox. de mantequilla en pomada

4 plátanos o bananas

1 bote pequeño de dulce de leche (o de leche condensada)

250 gr de nata para montar

Primero desmigamos las galletas, no tenía trituradora y lo he hecho con un mortero que me regaló Jordi Puch en nuestro primer amigo invisible. ¿Por qué me regalo un mortero? Ni idea… pero ese mortero se ha movido conmigo alrededor del mundo y es el origen de todo.

Mezclamos la mantequilla con las galletas, con las manos, como haciendo migas. Y las ponemos en el fondo del molde. Serán la base del pastel.

A continuación, ponemos encima los plátanos cortados en rodajas.

Luego, ponemos encima el dulce de leche y repartimos con la espátula o la cuchara.

Montamos la nata y la vertemos encima. Puedes decorarlo con cacao en polvo como he hecho yo, o con virutas de chocolate, canela, vainilla… lo que más os guste. Y guárdalo en la nevera hasta el momento de servir.

Es delicioso. Suave y crujiente. Dulce y cremoso. Un placer para el paladar.

La receta de la semana: Fresas con cobertura de chocolate

Ahora que ya llega la primavera, estamos haciendo muchas recetas con fresas. Una receta riquísima y sencillísima de hacer son las fresas con cobertura de chocolate.

DSCF6102

 

 

 

 

 

 

He utilizado fresas frescas y chocolate de cobertura (de la marca Vahiné, que luego me lo preguntáis).

Este chocolate viene en sobres de 120 gr. por lo que es muy fácil de utilizar para postres de este tipo. Primero he puesto el sobre de chocolate (sin abrir) en una olla con agua hirviendo durante 8 minutos, para que el chocolate se derrita al baño maría.

Mientras tanto he lavado las fresas y las he secado con papel de cocina.

He cortado el sobre de chocolate y he ido untando las fresas una a una. Las iba dejando sobre una hoja PAPEL DE HORNO para que el chocolate no se pegue al plato y las he dejado enfriar.

Así de simple, y así de buenas.

DSCF6107

fresas con cobertura de chocolate

La receta de la semana: Suspiros de amante

Suspiros de amante

Los “Suspiros de amante” son un postre tradicional de Teruel (Aragón), que suele tomarse en el fín de semana que se celebran las bodas de Isabel de Segura, la protagonista de “Los amantes de Teruel“.  La historia es mundialmente conocida: Diego de Marcilla e Isabel de Segura estaban profundamente enamorados,  pero el padre de Isabel no permite que su hija se case con Diego porque su familia no tenía suficiente poder. Le da un plazo de 5 años para que se marche y haga fortuna y regrese para casarse con Isabel. Durante 5 años nada se supo de Diego y finalmente, el padre obliga  a Isabel a casarse  con Don Pedro de Azagra, de Albarracín.

Justo después de la boda, Diego de Marcilla aparece en Teruel. Por la noche, se presentó en la habitación de Isabel rogándole un beso; pero ella se lo niega porque no quiere faltarle a su marido y pobre Diego, muere a sus pies. Al día siguiente, durante el funeral, Isabel aparece con su vestido de novia y le da el beso que le negó en vida, y murió en el acto. Los turolenses, conmocionados, los enterraron juntos. En el s. XVI sus momias fueron exhumadas y trasladadas donde ahora descansan y pueden visitarse.

Desde el año 1997, todos los turolenses reviven la historia y decoran la ciudad (y se visten) como si estuvieran en el s. XIII. Si queréis saber más sobre los actos de este fin de semana en Teruel (la obra de teatro, mercadillos, bailes, exposiciones…) podéis visitar su página web aquí.

Los que no podemos disfrutar de esta fiesta, nos conformamos con hacer 40 suspiros de amante. Los niños se lo han pasado muy bien ayudándome a pelar los quesitos, a batir y a rellenar las tartaletas, hasta que hemos dado de baja a Edgar por comerse el relleno a cucharadas (casi no nos da para todas las tartaletas!!).

Necesitamos:

8 quesitos (tipo El Caserío)

50 gr. de azúcar

100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

2 huevos

40 Mini tartaletas

Azúcar glass para decorar

Pon los quesitos, los huevos, la mantequilla y el azúcar en el vaso de la batidora y mezcla. Cuando obtengas una mezcla homogénea, rellena las tartaletas. Yo he usado unas mini tartaletas porque son las únicas que había en el supermercado, pero sirven las otras.

Dora en el horno durante 12 minutos a 180º C. Una vez frías, espolvorea con el azúcar glass.

Receta de la semana: Clafoutis aux cerises

Los clafoutis de cerezas son un delicioso y sencillísimo postre francés que suele tomarse en época de cerezas. Pruébalo también con frambuesas, peras, albaricoques, manzanas, ciruelas… Pero si lo haces con otra fruta que no sean cerezas, lo tendrás que llamar flognarde.

clafoutis aux cerises

Ingredientes
500 gr. de cerezas deshuesadas y cortadas por la mitad. Yo he utilizado unas cerezas que congelé la temporada pasada.

4 huevos

250 ml. de nata líquida

75 gr. de azúcar moreno

Preparación: 

Primero precalienta el horno a 180ºC.

Bate los huevos hasta que espumen. Añade la nata y el azúcar y bate bien con un tenedor hasta que quede todo integrado. Añade las cerezas y remueve con una cuchara de madera.

Vierte la mezcla en un molde y hornea unos 30 minutos o hasta que esté dorado.

Receta de la semana: Tarta de limón y merengue

Espectacular tarta del blog sueco Call Me Cupcake. Uno de los detalles más sabrosos de Suecia es su hora del café a media tarde, a la que ellos llaman “fica” si va acompañada de un rollito de canela, una galleta o una tarta como la de la fotografía.

Ingredientes:

Para la masa brisa:

2 y 1/3 dl. de harina

1/2 cucharadita de sal

1 cucharada de azúcar

110 gr. de mantequilla fría cortada en cubos

2-3 cucharadas de agua fría

Mezcla la harina, el azúcar y la sal en un bol. Incorpora la mantequilla ayudándote con las manos. Añade las cucharadas de agua fría justas para que te ayude a crear la masa. Cuando ya tengas la masa, envuélvela en film transparente y déjala reposar en la envera al menos 30 minutos.

Cuando la saques de la nevera, déjala a temperatura ambiente unos 10 minutos. Espolvorea una superficie lisa con harina y extiéndela con ayuda del rodillo formando un círculo para que entre en el molde de 20 cm. Colócala en el molde.  Sube los extremos de la masa hacia arriba (como “forrando el molde”), pincha la masa con un tenedor y ponlo en el congelador unos minutos (mientras se calienta el horno).

Precalienta horno a 200ºC. Cuando el horno esté caliente, saca la masa del congelador, fórrala con papel de alumnio y pon encima garbanzos o arroz para que pese y la masa no suba dentro del horno. Hornea durante 20 minutos. Quita el papel de aluminio (y los garbanzos que has puesto) y hornea entre 5 y 10 minutos más, hasta que esté bien doradita. Sácala del horno y déjala enfriar mientras preparas el relleno de limón.

Ingredientes para el relleno de limón:

4 yemas de huevo a temperatura ambiente

2 y 1/3 dl. de azúcar

2 cucharadas de harina

3 cucharadas de maizena

1/4 cucharadita de sal

3 y 1/2 dl. de agua

El zumo y la piel rallada de 2 limones

25 gr. de mantequilla blanda

Precalienta el horno a 175ºC.  Pon las yemas en un bol grande que resista al calor. Bátelas hasta que blanqueen.

Mezcla el azúcar, la harina, la maizena y la sal en una sartén. Añade el agua, el zumo y la piel de limón. Cocínalo a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que hierva.

Añade la mantequilla, mezcla bien y retíralo del fuego.

Echa 1 dl de esta mezcla caliente en el bol de las yemas y empieza a batir inmediatamente. Echa la mezcla de las yemas a la sartén y vuélvelo a llevar al fuego, removiendo constantemente hasta que se vuelva muy espeso.

Quítalo del fuego y viértelo sobre la masa brisa.

Para el merengue:

4 claras de huevo a temperatura ambiente

6 cucharadas de azúcar

En un bol grande, limpio y seco (esto es muy importante para que el merengue suba y se forme sin problemas), bate las claras a punto de nieve (hasta que formen una espuma). Ve echando el azúcar de forma gradual hasta que se formen picos más consistentes. Ya tienes el merengue.

Repártelo sobre el relleno aún caliente y hornea 10 minutos hasta que el merengue adquiera un color marrón dorado.

La receta de la semana: Coulant de chocolate

¿Quién le dice que no a un suave coulant de chocolate?  Mi marido me pidió que me casara con él después de invitarme a un coulant en París!! apostaba sobre seguro… jajaja!!

Ahí os dejo la receta para quienes estéis buscando un postre especial para San Valentín. Es muy fácil y rápido de hacer y desde luego, este postre es increíble.

Ingredientes:

150 grs. de chocolate negro

60 gr. de harina

60 gr. de azúcar glass

100 gr. de mantequilla

Pizca de bicarbonato

3 huevos

Instrucciones

Pon el chocolate y la mantequilla en un cazo a fuego lento para que se derrita, también puedes hacerlo en el microondas.

Separa las yemas de las claras.

Añade la pizca de bicarbonato a las claras y monta a punto de nieve. Tiene que estar muy bien batido, de forma que si pones el bol del revés las claras no van a caer. Añade una cucharada de azúcar glass y mezcla poco a poco.

Mezcla el resto del azúcar con las yemas y bate hasta que quede una masa clara y esponjosa.

Echa la mezcla de las yemas al bol con las claras. Echa la harina y el chocolate fundido y mezcla bien.

Ayudándote de un cazo o de una manga pastelera, pon la masa en un molde para magdalenas de silicona y llénalos hasta 3/4 partes de cada molde.

Hornea durante 5 minutos a 180ºC. Se debe tomar templado. Idealmente, debería quedar sequito por fuera y chocolate fundido y cremoso por dentro…

Una sugerencia es servirlo junto a una bola de helado de vainilla y decorarlo con unas grosellas, así me lo trajeron a mí el día en que nos prometimos mi marido y yo 🙂

Buon appetite!