Reto 60 experimentos científicos día #8: Pan casero

Hay varias recetas para hacer pan y muchos panes diferentes con harinas diferentes. En otra ocasión ya os expliqué cómo hacer el pan Tassajara. Esta vez os explico otra forma de hacer el pan a partir de la masa preparada en el experimento anterior, cuando hicimos la pizza. Puedes hacer clic aquí para repasar el experimento anterior.

Puedes enriquecer el pan con lo que más te apetezca: aceitunas, nueces, sésamo, semillas de amapola, pipas de girasol, etc. O, simplemente, no añadir nada.

Procedimiento:

1. Vuelve a amasar la masa y dale forma de pan. También puedes hacer varios panecillos.

2. Si quieres añadir algún ingrediente extra, ahora es el momento.

3. Coge la bandeja de horno y cubre el fondo con papel de horno. Coloca el pan encima del papel y deja reposar unos 20 minutos para que crezca un poco más.

4. Precalienta el horno a 200ºC y coloca el pan en el horno. Si hiciste un pan grande estará listo entre 40-50 minutos, si hiciste pequeños entre 12 y 15 minutos.

A mis hijos les encanta untar el pan con mantequilla y mermelada mientras aún está calentito. ¿lo pruebas?

La receta de la semana: Banoffee

Los británicos tienen fama de no contar con una cocina excepcional, pero ¿qué queréis que os diga? tienen unos cuantos platos que son la crème de la crème… como el pastel de plátano y dulce de leche (Banoffee), la receta viene de East Sussex (Gran Bretaña) y es, como diría Serena, para morirse.

Banoffee toma su nombre de Bananas + Toffee, que son los ingredientes principales del pastel.

Banoffee

Ingredientes:

1 paquete de galletas Digestive

125 gr. aprox. de mantequilla en pomada

4 plátanos o bananas

1 bote pequeño de dulce de leche (o de leche condensada)

250 gr de nata para montar

Primero desmigamos las galletas, no tenía trituradora y lo he hecho con un mortero que me regaló Jordi Puch en nuestro primer amigo invisible. ¿Por qué me regalo un mortero? Ni idea… pero ese mortero se ha movido conmigo alrededor del mundo y es el origen de todo.

Mezclamos la mantequilla con las galletas, con las manos, como haciendo migas. Y las ponemos en el fondo del molde. Serán la base del pastel.

A continuación, ponemos encima los plátanos cortados en rodajas.

Luego, ponemos encima el dulce de leche y repartimos con la espátula o la cuchara.

Montamos la nata y la vertemos encima. Puedes decorarlo con cacao en polvo como he hecho yo, o con virutas de chocolate, canela, vainilla… lo que más os guste. Y guárdalo en la nevera hasta el momento de servir.

Es delicioso. Suave y crujiente. Dulce y cremoso. Un placer para el paladar.

La receta de la semana: Suspiros de amante

Suspiros de amante

Los “Suspiros de amante” son un postre tradicional de Teruel (Aragón), que suele tomarse en el fín de semana que se celebran las bodas de Isabel de Segura, la protagonista de “Los amantes de Teruel“.  La historia es mundialmente conocida: Diego de Marcilla e Isabel de Segura estaban profundamente enamorados,  pero el padre de Isabel no permite que su hija se case con Diego porque su familia no tenía suficiente poder. Le da un plazo de 5 años para que se marche y haga fortuna y regrese para casarse con Isabel. Durante 5 años nada se supo de Diego y finalmente, el padre obliga  a Isabel a casarse  con Don Pedro de Azagra, de Albarracín.

Justo después de la boda, Diego de Marcilla aparece en Teruel. Por la noche, se presentó en la habitación de Isabel rogándole un beso; pero ella se lo niega porque no quiere faltarle a su marido y pobre Diego, muere a sus pies. Al día siguiente, durante el funeral, Isabel aparece con su vestido de novia y le da el beso que le negó en vida, y murió en el acto. Los turolenses, conmocionados, los enterraron juntos. En el s. XVI sus momias fueron exhumadas y trasladadas donde ahora descansan y pueden visitarse.

Desde el año 1997, todos los turolenses reviven la historia y decoran la ciudad (y se visten) como si estuvieran en el s. XIII. Si queréis saber más sobre los actos de este fin de semana en Teruel (la obra de teatro, mercadillos, bailes, exposiciones…) podéis visitar su página web aquí.

Los que no podemos disfrutar de esta fiesta, nos conformamos con hacer 40 suspiros de amante. Los niños se lo han pasado muy bien ayudándome a pelar los quesitos, a batir y a rellenar las tartaletas, hasta que hemos dado de baja a Edgar por comerse el relleno a cucharadas (casi no nos da para todas las tartaletas!!).

Necesitamos:

8 quesitos (tipo El Caserío)

50 gr. de azúcar

100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

2 huevos

40 Mini tartaletas

Azúcar glass para decorar

Pon los quesitos, los huevos, la mantequilla y el azúcar en el vaso de la batidora y mezcla. Cuando obtengas una mezcla homogénea, rellena las tartaletas. Yo he usado unas mini tartaletas porque son las únicas que había en el supermercado, pero sirven las otras.

Dora en el horno durante 12 minutos a 180º C. Una vez frías, espolvorea con el azúcar glass.

La receta de la semana: bocaditos de mozzarella y brócoli

Me encanta “disfrazar” las verduras para que mis hijos coman de todo, sano y variado.

Ingredientes para 12 bocaditos:

1 brócoli pequeño

12 tomatitos cherry

3 huevos

200 ml. de nata líquida

2 cucharadas de mozzarella rallada

sal y (opcional) pimienta

Elaboración:

1. Corta el brocoli en ramitas pequeñas y cuécelo al vapor durante 12 minutos. (También puedes hervirlo).

2. Precalienta el horno a 220ºC

3. Corta los cherrys por la mitad.

4. En un bol mezcla la nata, los huevos, la sal y añade la mozzarella y las verduras.

5. Coloca la mezcla en un molde para magdalenas y hornea durante 15 minutos o hasta que esté cuajado.

La receta de la semana: Banana Bread (Bizcocho de plátano)

Quizá uno de los mejores bizcochos del mundo. La idea de hacer un Banana Bread para merendar nos la dio Elmo en uno de sus capítulos de Barrio Sésamo donde celebra una Banana Party con muchos niños que toman batido de plátano, pan de plátano, plátano frito…

Hay muchas recetas que navegan por internet, incluído el Banana Bread de Starbucks – y es que el bizcocho de plátano es una receta tradicional de Estados Unidos.  Ésta es de las más sencillas de hacer y el resultado es de lo mejor. No suelo añadir frutos secos porque no me gustan y mis niños son pequeños para tomarlos, pero supongo que unas nueces quedarían muy bien como un ingrediente opcional.

Ingredientes:

1/2 taza de mantequilla

100 gr. de azúcar moreno

2 huevos

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 cucharadita de canela en polvo

3  plátanos maduros

340 gr. de harina

1/4 cucharadita de bicarbonato sódico

1/2 de levadura química

1 pellizco de sal

nueces (opcional)

Preparación

Precalienta el horno a 180ºC.

Con la batidora, bate la mantequilla con el huevo, el azúcar, la vainilla y la canela. Añade los plátanos troceados. No es necesario batir los plátanos hasta que se hagan puré, puedes dejar trocitos pequeños.

Añade la harina, la sal, la levadura y el bicarbonato y mezcla bien con el cucharón.

Ponlo todo en un molde alargado previamente enmantequillado y hornéalo unos 45 minutos, o hasta que esté bien cocido a 180º.

La receta de la semana: Coronas de galleta

Hacía mucho que no hacíamos galletas en casa. Los nuevos horarios me tienen completamente absorbida y casi no tengo tiempo para nada. Esta mañana Ariadna me ha pedido hacer galletas y he pensado que ya era hora de probar esta receta de mi amiga Lulú Ferris y el resultado ha sido todo un éxito.

Ingredientes:

100 gr. de mantequilla blandita

100 gr. de azúcar

200 gr. de harina

1 huevo

Preparación:

Primero, precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol, mezclamos la harina con el azúcar. Añadimos la mantequilla y con las manos mezclamos toda la masa hasta que quede homogénea y en forma de migas.

En ese momento ya podemos añadir el huevo y mezclar bien.

Pasamos la mezcla a una superficie lisa y trabajamos con el rodillo.

Ya podemos cortar las formas de las galletas. Nosotras las hemos cortado en forma de corona. En el centro de cada galleta hacemos un agujerito donde pondremos una cucharadita de mermelada, la nuestra es mermelada de amapola. Y hornearemos durante 15 minutos. ¡El resultado es delicioso!

La receta de la semana: cuencos de chocolate

 

Una forma original de hacer cuencos de chocolate para rellenar con nata, helado, frutas… Usad un chocolate bueno de cobertura o postres. No me canso de repetirlo. Parece un tontería, pero os aseguro que es el mejor consejo que puedo daros. La diferencia no está sólo en el sabor, si no también os quedará un chocolate con una textura sin grumos, se mantendrá firme, y el sabor será mucho más bueno.

La receta de la semana: Pituficasas

Desde pequeña me ha gustado cocinar y hornear pasteles, pero lo que realmente me gusta es la parte  creativa de la cocina: inventarme el nombre de los platos, recetas, y crear algunas obras de arte… como la receta de hoy. Claro que el plato de hoy no me lo he inventado yo. Seguro que muchas mamás lo han inventado antes que yo para que la comida entre por los ojos de sus hijos y la hora de la cena no sea un negocio constante. No sé en vuestras casas, pero en la mía una conversación típica a la hora de la cena es:

-Ariadna, come tres guisantes más y podrás hacer pompas de jabón en el baño 1 minuto.

-No, 3 minutos!!

Tiene 3 años y aún no sabe muy bien la diferencia entre uno y tres minutos. Creo que tampoco sabe muy bien qué quiere decir minuto, pero ya sabe que es tiempo, que el tiempo es valioso y que los mayores lo intercambiamos constantemente.

En mi casa hay ciertos nombres estratégicos que funcionan muy bien para que la comida guste: como los Kittycarrots (zanahorias), puré de Kitty (crema de puerros y patatas), patatas churro (patatas fritas, si son churros son claramente más buenas)!! O simplemente le decimos que es la comida favorita de su mejor amiga Laura, eso funciona el 90% de las veces 🙂 o que me lo ha dado el yayo para ella… eso también funciona muchas veces!!

Y aquí va la receta de hoy: Pituficasas, o lo que es lo mismo, las casas de los Pitufos.

Las Pituficasas son en realidad huevos duros de codorniz, con medio tomate cherry encima haciendo de capuchón y decorado con queso feta (o con queso de untar). Es muy facilito de hacer, y siempre podéis hacer la versión “maxi” con huevo de gallina y tomate de rama. 🙂 También podéis decorar el plato con un “césped” de puré de calabacín o ensalada si el niño es más mayor.

 

 

Limonada Casera – ingredientes para un zumo de limón casero

Hoy os voy a enseñar a hacer una limonada casera. Es una receta muy simple que aprendí en casa de unos amigos en Estados Unidos hace años, cómo hacer Lemonade, zumo de limón casero.

La limonada casera o agua con limón es muy beneficiosa para nuestro organismo: disminuye la deshidratación, limpia el hígado, mejora la digestión y el metabolismo y ayuda en la pérdida de peso. Si le añadimos azúcar (que va a ser el caso -puedes hacerla con Estevia si la quieres light o sin azúcar) ya no sé si sigue siendo tan beneficiosa, pero es buenísima y refrescante!!! Además, os sugiero una presentación tan linda como esta, en una botella de cristal decorada con una cuerdecita rústica y natural.

limonada casera receta

Receta de limonada casera

Para 2 vasos grandes de limonada necesitas:

8 limones

2 vasos de agua

1 vaso de azúcar

Haz zumo con todos los limones.

Pon el azúcar en un cazo a fuego medio. Añade el agua y deja que hierva hasta que se disuelva el azúcar. En cuanto el azúcar esté disuelto, añade el zumo de los limones y deja que se enfríe 1 hora como mínimo en la nevera.

La limonada casera se sirve bien fría y con cubitos de hielo.

También puedes conseguir una jarra grande para colocar en el jardín como éste que he encontrado en Amazon:Eddingtons Limonada Jar y soporte, Pequeño. Nosotros tenemos uno de 5 litros y nos funciona muy bien en fiestas y reuniones de verano.

No solo es una bebida refrescante y buenísima sino que además te aporta la vitamina C del limón. Y ahora un pequeño “secreto”. Cuando exprimas los limones, hazlo lentamente, como si estuvieras extrayendo oro líquido. Hazlo despacio, con amor. Y utiliza agua de calidad (embotellada o osmótica si la del grifo no es muy sana). Y mezcla el azúcar con una cuchara de madera. Son pequeños trucos. Y tómate la limonada casera sentada, relajada, sin prisa!

Y… si quieres hacer tu limonada rosa, aquí tienes la receta.