La receta de la semana: Pà de pessic de Vic

Uno de los bizcochos más finos y buenos que encontramos en Cataluña es el pà de pessic de Vic. Lo hice recientemente para el cumple de Ariadna y lo cubrí con el buttercream rosa que os enseñé aquí. A pesar de un poco tarde, por fin os paso la receta para que disfrutéis haciéndola en casa.

Ingredientes:

6 huevos

125 gr. de azúcar fino

125 gr. de harina

1 cucharadita de levadura en polvo

 

Indicaciones:

Se separan las yemas de las claras.

En un bol, mezclamos las yemas con el azúcar hasta que toman una consistencia como de mantequilla y parece que hayan doblado su volumen. Esto puede durar unos 10 minutos.

A continuación se echa la harina y la levadura, tamizándolos, y se mezcla bien. Queda una masa muy espesa.

Montamos las claras a punto de nieve y las vertemos a la mezcla anterior.

Lo ponemos todo en una bandeja forrada de unos 20 cm durante 17 minutos en el horno a 170ºC.

 

Anuncios

La receta de la semana: bocaditos de mozzarella y brócoli

Me encanta “disfrazar” las verduras para que mis hijos coman de todo, sano y variado.

Ingredientes para 12 bocaditos:

1 brócoli pequeño

12 tomatitos cherry

3 huevos

200 ml. de nata líquida

2 cucharadas de mozzarella rallada

sal y (opcional) pimienta

Elaboración:

1. Corta el brocoli en ramitas pequeñas y cuécelo al vapor durante 12 minutos. (También puedes hervirlo).

2. Precalienta el horno a 220ºC

3. Corta los cherrys por la mitad.

4. En un bol mezcla la nata, los huevos, la sal y añade la mozzarella y las verduras.

5. Coloca la mezcla en un molde para magdalenas y hornea durante 15 minutos o hasta que esté cuajado.

La receta de la semana: Pituficasas

Desde pequeña me ha gustado cocinar y hornear pasteles, pero lo que realmente me gusta es la parte  creativa de la cocina: inventarme el nombre de los platos, recetas, y crear algunas obras de arte… como la receta de hoy. Claro que el plato de hoy no me lo he inventado yo. Seguro que muchas mamás lo han inventado antes que yo para que la comida entre por los ojos de sus hijos y la hora de la cena no sea un negocio constante. No sé en vuestras casas, pero en la mía una conversación típica a la hora de la cena es:

-Ariadna, come tres guisantes más y podrás hacer pompas de jabón en el baño 1 minuto.

-No, 3 minutos!!

Tiene 3 años y aún no sabe muy bien la diferencia entre uno y tres minutos. Creo que tampoco sabe muy bien qué quiere decir minuto, pero ya sabe que es tiempo, que el tiempo es valioso y que los mayores lo intercambiamos constantemente.

En mi casa hay ciertos nombres estratégicos que funcionan muy bien para que la comida guste: como los Kittycarrots (zanahorias), puré de Kitty (crema de puerros y patatas), patatas churro (patatas fritas, si son churros son claramente más buenas)!! O simplemente le decimos que es la comida favorita de su mejor amiga Laura, eso funciona el 90% de las veces 🙂 o que me lo ha dado el yayo para ella… eso también funciona muchas veces!!

Y aquí va la receta de hoy: Pituficasas, o lo que es lo mismo, las casas de los Pitufos.

Las Pituficasas son en realidad huevos duros de codorniz, con medio tomate cherry encima haciendo de capuchón y decorado con queso feta (o con queso de untar). Es muy facilito de hacer, y siempre podéis hacer la versión “maxi” con huevo de gallina y tomate de rama. 🙂 También podéis decorar el plato con un “césped” de puré de calabacín o ensalada si el niño es más mayor.